Friday, December 30, 2011

Orwell vive



Los planes de la rectora del recinto de Río Piedras de vigilar a todo el que entre o salga de la Universidad ponen los pelos de punta. Lo próximo es crear un pánico tal que sirva para exhortar a la comunidad a vigilarse los unos a los otros y así recrear el estado totalitario que describiera George Orwell en la novela 1984.  En dicha obra, el novelista y activista británico imagina un país en el que los individuos son vigilados, no sólo por las cámaras que los persiguen por doquier, sino también por los vecinos, y hasta los familiares y amigos.  Demás está decir que es un sistema en el que la disidencia y el pensamiento libre son rechazados y penalizados por considerarlos tendenciosos y subversivos. La Dra. Ana Guadalupe, quien bien pudiera ser la encarnación del Gran Hermano, pretende corregir el error que cometió cuando se removieron los portones del campus y crear un estado de sitio. El recinto se convierte de esta forma no en la Universidad de puertas abiertas que pregonaban para destruir la disidencia estudiantil, sino en una institución cuasi carcelaria, un panóptico en el que se suspenden los derechos de los individuos a favor del estado.  Y ni hablar de los miles que se gastarán en equipo y contratos a entidades privadas para lograrlo. 

Veremos a ver quienes protestan estas nuevas medidas de seguridad en el campus, y cuáles serán las razones para la protesta.  No creo que la intención de la rectora sea meramente vigilar a los estudiantes, que por supuesto tienen toda la razón del mundo en andar paranoicos.  Aquí lo que se pretende es quitarse de encima a los que acusan a la administración de haber faltado al deber de proveer protección a los miembros de la comunidad universitaria dejando esa responsabilidad en manos de empresas privadas que van a lucrarse y mucho. 

Realmente indigna que sigan malbaratando el dinero en la UPR.

Sería tanto más fácil—si no quieren volver a montar los portones-- reorganizar la guardia universitaria (esto incluye reclutar y adiestrarla); organizar grupos estudiantiles y docentes de apoyo/ prevención; lograr apoyo de la policía estatal para que se den más rondas alrededor del área, y hasta tener y promover actividades en el recinto hasta tarde para que no parezca estar abandonado a su suerte. 

De todas las ideas que propone la administración, me parecieron certeras la de los trolleys—siempre he creído que podría funcionar en UPRA también para sacar los vehículos del colegio—y la idea de los teléfonos o algún tipo de alarma que los que se sientan amenazados puedan activar.

Por otra parte, que mucho le gusta a la gente que los vigilen.  En más de una ocasión he compartido la fábula del perro y el lobo con mis estudiantes y siempre me alarma su pasividad.  La resumo: Un día un lobo hambriento se encuentra con un perro y nota lo gordo y saludable que se encuentra. Le pregunta al perro sobre su suerte y el perro le responde que tiene un amo que lo alimenta y  cuida.  Entonces el lobo nota que el perro tiene un collar y le pregunta consternado sobre eso, y el perro responde que es el precio que tiene que pagar por su “felicidad”.  El lobo escoge ser libre y sin amarres.

Cuando les pregunto a los estudiantes que cuál de los dos preferirían ser, todavía al sol de hoy, no he tenido un estudiante que me diga que prefiere ser el lobo.  Así andamos, esclavos del confort y “la seguridad.”



Sunday, November 06, 2011

"Esperando a Loló" revisited

 Cuando mi hijo cumplió dieciséis años comenzó a querer salir de noche con sus amigos.  Yo estaba medio histérica y hasta bipolar.  A veces me convencía de que estaría bien y otras en que no lo volvería a ver con vida. Demás esta decir, que esta nueva fase de los desafíos de este hombrecito con ansias de libertad me traían de cabeza.  De ser una mujer que dormía como una piedra, me convertí en una lunática que no podía conciliar el sueño hasta que lo oyera abrir la puerta del frente.  A menudo llegaba a contar mis penas y desvelos a mis colegas, la mayoría solteras o con hijos más jóvenes que el mío.  Un día una me dijo, desdeñosa de mis inquietudes, “Lo que necesitas es leer a Ana Lydia Vega”.  Yo la miré con interés, no sabía que Ana Lydia (como todos la llaman, aunque no la conozcan personalmente) escribía libros “self-help.” Entonces, varias se rieron y gritaron a coro “Esperando a Loló”. Admito que todavía no sabía de qué hablaban ya que conocía algunos cuentos y columnas del periódico, pero esta referencia no me sonaba. Una de ellas, recuerdo muy bien que fue Ingrid, me dijo “Es un ensayo en el que Ana Lydia habla de lo que sufrió las primeras veces que su hija salió de noche sola”, o algo por el estilo. 

Llegué a casa y le comenté lo sucedido a mi marido.  Días después él, quien aunque dormía  a pata suelta trataba de consolarme y más que nada entenderme, se había grabado mi cuento y pensó que en efecto ese ensayo podría ayudarme a lidiar con mi estrés cuarentón, y se dio a la tarea de conseguirme, no una copia sino la colección de ensayos.

“Esperándo a Loló” fue un bálsamo para mi. Con esto no quiero decir que dejé de preocuparme, pero me ayudó a verme no como una desquiciada obcecada con su único hijo sino como una madre más o menos normal con preocupaciones más o menos normales. También empecé a dormir un poco mejor. En vez de quedarme despierta hasta que el niño llegara, me dio con quedarme dormida y levantarme a las dos en punto para asegurarme que estuviera en su cama.  Cuando no lo estaba, me quedaba atenta al más mínimo ruido que señalara su regreso.  En ese entonces no eran tan comunes los celulares, pero su padre había tenido la maravillosa idea de regalarle un bíper.  El arreglo—o por lo menos como yo lo entendía—era que yo lo llamaba y le avisaba que ya era tiempo de volver. Mi hijo, como Loló, miembro del club de HUU (Hijos Únicos Unidos), no estaba obligado a devolverme la llamada, pero me convencía de que podía despertar en él (mea culpa, mea culpa) el motor de la culpabilidad (“I have enough guilt to start my own religión”, gracias Tori Amos) ya que había una madre majadera y ojerosa esperando su regreso. Como Israel, mi hijo, no tenia auto, le tocaba advertirles a sus amigos que ya había que empezar a pensar en el fin de la alegría. Me lo imagino viendo el mensaje, entornando los ojos y diciéndoles a los amigos, “Es mami.” Sí, como dice el tango, “las mujeres siempre son las que matan la ilusión”. Los panas que me tenían un poco de miedo, (sería iluso decir respeto) se sentirían, supongo que presionados a volver y depositar mi tesoro en el portón de la casa. Desafortunadamente para mí, o tal vez por mi cara de sufrida, Israel no llegaba tan locuaz como Loló, sino más bien taciturno y acusador.  Frecuentemente se encerraba en su habitación y hasta el otro día.  Entonces yo, como Ana Lydia trataba de racionalizar mis miedos y reprocharme mi falta de “cool”, sumergida, me supongo, en el “lloriqueo ambivalente” del que habla la autora. 

Hoy mi hijo es un hombre maduro, un profesional exitoso y un marido.  Tal vez en su futuro haya una Loló, o un Israel, el niño-hombre ansioso por experimentar la vida, y disfrutar noches largas de juerga con los panas, ajeno a los desvelos maternos. “Hijo eres padre serás” sentenciaba mi madre, “la Mater dolorosa” por excelencia.  Hoy revivido por razones que no vienen al caso mi primer contacto significativo con Ana Lydia, releo el ensayo y pienso en el momento de pasar la batuta.  De hablarle quizás muy prematuramente a mi hijo de este ensayo. Espero que “Esperando a Loló” pueda ahora hacerlo sonreír, despierte al escritor incipiente y en algún momento lo anime a escribir su propia versión.

Saturday, October 22, 2011

Planillas y algo más

No sé, pero me parece que es nada menos que una brutalidad hacer trampas en las planillas si uno siquiera acaricia la idea de correr para un puesto público. 

De Certeau en La práctica de la vida cotidiana proponía que los obreros utilizaban lo que el llamaba "la perruque" como una táctica de apoderamiento.  Dicha táctica consistía en llegarse a trabajar, pero utilizar las horas laborables para realizar tareas ajenas al trabajo por el cual se le había contratado.  Por ejemplo, trabajo en una oficina de servicios al cliente y cada vez que puedo, aprovecho para sacar el libro de Avon y distribuirlo entre mis compañeros de trabajo, o aprovecho para traducir o mecanografiar, con los recursos del patrono un documento por el cual se me va a pagar de forma privada. Dice De Certeau que esto es una forma de subvertir el sistema.  No se le roba directamente, ya que nada falta en el área de trabajo, pero sí de manera indirecta. 

En teoría, entiendo el uso de esta táctica entre los obreros de las fábricas y admito que hasta cierto punto lo justifico.  A veces el patrono y las condiciones de trabajo no dejan otra.  Es, supongo la teoría también del jaiba, aprovechar las debilidades del sistema para provecho personal. Sin embargo, no lo puedo condonar cuando viene de los que ya tienen privilegios en demasía.  Que un pobre infeliz que tiene que como decía un pariente, vender el desayuno para comprar el almuerzo, no pague su consumo de electricidad, es muy diferente a que no la pague el Secretario de Educación.  Que aunque no fuera secretario de nada en el 2008, aspiraba a serlo. Es cierto que me molesta e incomoda que el vecino, que cree en la jaibería como modo de vida, se robe la señal del cable o Dish, compra DVDs piratas y no informa los ingresos que obtiene por debajo de la mesa, mientras que yo trato de vivir de acuerdo a otros estándares--no necesariamente mejores, pero diferentes sin duda--y como recompensa pago más contribuciones que Fortuño y García Padilla (¡GP hasta recibe reintegro!). Pero me rejode sobremanera, que los políticos, que se las cantan de decentes y de preocuparse "por los valores" tengan recelo alguno en mostrar sus planillas y activos.

Alguna vez leí de un pueblito en algún rincón de los Estados Unidos, de esos counties pequeños, que cada vez que elegían a un funcionario se le obligaba a pesarse en algún lugar público—así como a los boxeadores. Al completar su término, se le volvía a pesar para comprobar cuánto había aumentado de peso. La idea era que si el incumbente había engordado, eso significaba que no había invertido la energía necesaria para administrar el county como era debido y que tal vez estaba lucrándose a expensas de sus conciudadanos.  Acto seguido se le imponía una multa equivalente al peso que hubiese adquirido. Con esa idea en mente, acá podríamos exigir que todo el que aspire a un cargo público mostrara no sólo sus planillas sino también deberá  exponer todos sus haberes al escrutinio de los votantes al comienzo de su término y al final del mismo. Ningún alcalde, legislador ni gobernador debería terminar su cuatrienio con el doble de lo que tenía cuando empezó.  ¿Cómo es posible que el que tenía una casa modesta en el 2008, tenga al cabo de cuatro años una mansión y un apartamento exclusivo en el área metro? Si a la mayoría de los que pagamos contribuciones--apenas el 38% de la población--nos cuesta ahorrar para comprar una IRA que nos proteja en el futuro y nos alivie la carga contributiva inmediata.

Puesto que la mayoría de los políticos alegan que trabajan para el pueblo, se les impondría un gravamen a cualquier sueldo o propiedad que adquiriesen al cabo de cuatro años (o por el tiempo que sirviera). El impuesto sería calculado a base de lo que podría haber ganado si fuese un empleado a salario mínimo. De este modo nos aseguraríamos que solo se ganó lo justo y necesario.  De esta manera también mantendríamos al servidor público lejos de las tentaciones naturales del puesto ya que sabría que todo lo ganado de manera subrepticia tendría que entregarse al erario.

Thursday, October 13, 2011

Tori Amos

I've rediscovered Tori Amos.  Ever since her debut album Little Earthquakes (1992) which I adored, she hadn't moved me.  The Beekeeker (2005) was lent to me recently. "Give her another try" I was urged, and I was blown away. The lyrics are fascinating.  Poetry, at its best. Here's my favorite "Sleeps with Butterflies":



The lyrics:


Airplanes
Take you away again
Are you flying
Above where we live
Then I look up a glare in my eyes
Are you having regrets about last night
I'm not but I like rivers that rush in
So then I dove in
Is there trouble ahead
For you the acrobat
I won't push you unless you have a net

You say the word
You know I will find you
Or if you need some time
I don't mind
I don't hold on
To the tail of your kite
I'm not like the girls that you've known
But I believe I'm worth coming home to
Kiss away night
This girl only sleeps with butterflies
With butterflies
So go on and fly then boy

Balloons
Look good from on the ground
I fear with pins and needles around
We may fall then stumble
Upon a carousel
It could take us anywhere

I'm not like the girls that you've known
But I believe I'm worth coming home to
Kiss away night
This girl only sleeps with butterflies
With butterflies
With butterflies
So go on and fly boy

Thursday, September 29, 2011

The Woman and the Ape by Peter hoeg


Acabo de leer esta novela del célebre autor de Smilla’s Sense of Snow. A pesar de que he estado leyendo varias otras novelas, cuentos, ensayos, etc, esta novela me cautivó.    La leí en un par de días. Despertaba temprano y la agarraba. Quería terminarla.Trata de una dama de alcurnia que se enamora de un antropoide llamado Erasmus. La idea, no es del todo atractiva, lo sé, pero Hoeg tiene una forma de narrar que es realmente fascinante. Para empezar está su visión de la ciudad.  Londres es una ciudad de matices.  Una ciudad imponente y a la vez distraída que no logra darse cuenta de lo que ocurre a su alrededor, lo trivial que realmente marca las vidas de los que la habitan. 
London is a troubled city. ...it is the seat of government, it houses both the Lords and the royal family, and hence, the world's largest repository of aristocratic genetic material...it is responsible for the inhabited world's greatest accumulation of civilized intelligence...this city is hypochondriac; it frets to the point of distraction over its health...

Está también el hecho de que el escritor danés no subestima al lector.  Lo trata como un intelectual y lo invita a repensar ideas preconcebidas, como el que una mujer pueda enamorarse de un simio. Cuando se lo comenté a una amiga, me dijo “¿Y era guapo?” Pues, no recuerdo que eso siquiera fuera un issue.  A Madelene, la protagonista, le atrae la candidez de Erasmus, su ternura, su inteligencia, el que haya sido con él y no con su esposo que conociera la libertad. Resulta que este  mono, que puede pasar por humano, no es el eslabón perdido sino una rama del homo sapiens que fue más allá.  Su función cerebral es más compleja que la nuestra. Ha venido, como otros antes que él a darnos una oportunidad, pero por supuesto que los humanos no la aprovechan. 

En fin, que para los que puedan sobreponerse al bestialismo, es una novela cautivadora.

La crisis en la AEE

Ahora que el desdeñado director de la AEE, se ha convertido en el exdirector de dicha agencia, ¿qué tal si también nos deshacemos de algunos subsidios? Los subsidios como bien nos informaba Cordero hace unos meses, han sido creados por la legislatura a través de los años, no para fortalecer a la empresa pública, o al país sino para agenciarse votos.  Reconociendo la naturaleza maquiavélica de dichos alivios, empecemos por eliminar los otorgados a los hoteles, iglesias y municipios. Después, revisemos los subsidios a los individuos.  Que sólo los ancianos y personas con impedimento los puedan reclamar. Tal como recomienda la Propuesta de la UTIER presentada el 15 de septiembre, convendría ofrecer sólo subsidios que “cumplan una función social”.

Lo de cobrar las deudas morosas que recomienda la Unión, se cae de la mata.

Lo próximo sería revisar los salarios de los allegados al ex-director, los que recientemente se beneficiaron de su generosidad.  Para no pecar de mezquinos, se les podría rebajar sólo una fracción del salario actual, digamos que un 10%, 15%.  De esa forma mantendrían su aumento, pero se sacrificarían como lo hacemos los demás. 

Por último, a Cordero, se le debería imponer una multa cuantiosa, por descarado, por lucrarse a expensas de un pueblo que sufre una de las tasas de desempleo más altas de los últimos diez años y tal vez, por el peor de sus pecados, hacer lucir mal a su jefe.

Sunday, September 18, 2011

La fuerza uniformada de Puerto Rico

 
Uno quisiera creer que los policías son nuestros amigos. Uno quisiera creer que los policías creen en la ley y el orden.  Uno quisiera creer que no todos, ni siquiera la mayoría de los miembros de la policía son corruptos. Uno quisiera creer que el informe especial de los federales es una exageración y que no se les violan los derechos a los ciudadanos comunes, ni a los no tan comunes. Uno quisiera creer, pero cuesta. Cuesta porque demasiado a menudo uno es testigo, directa o indirectamente de lo contrario: del guardia que se comió la luz aun sin que hubiera una emergencia aparente; del que ignoró al que esperaba ayuda.  Del que vio una infracción y la ignoró porque ya no estaba de turno, o iba de prisa. Del que no apareció al tribunal y el caso se cayó o fue pospuesto. Del que agredió al sospechoso usando fuerza irracional. Del que abusó del poder que le confieren la ley y el uniforme para guapearse con un indefenso.
 
Defiendo el derecho de la Policía de Puerto Rico a cobrar las horas que se les deben.  Es un trabajo sacrificado, arriesgado y desprestigiado. No sólo se les deben pagar las horas adeudadas sino remunerarlos adecuadamente..  Pero, ¿podrían poner de su parte y mostrar su mejor cara al mundo? Es cierto que no sólo de apariencias viven el hombre y la mujer, pero qué duro se la ponen a uno cuando el talante que nos muestran es el de la indiferencia y el desorden, la violencia desmedida y la corrupción. Uno quisiera decirles a los  nietos “El policía es su amigo” y creérselo.

Friday, September 16, 2011

La UPRA CRECE

"I am drawn to people in revolt...because I myself have the need to call the whole society into question" Jean Genet


En la Universidad de Puerto Rico en Arecibo se ha comenzado a entrenar maestros para que se certifiquen o re-certifiquen en nuevas áreas de la enseñanza. En este programa, que dirige la DECEP (División de Educación Continua y Estudios Profesionales)  se recluta a la facultad del acervo de candidatos de los diferentes departamentos académicos y se reúne a los estudiantes/maestros en los salones del recinto.  Hasta aquí, santo y bueno. 

Sin embargo, algo siniestro se cuece aquí.  Para empezar, se les “recomienda” encarecidamente a los profesores que han de impartir dichas clases que no cuelguen a ningún estudiante y que es preferible que todos saquen A.  Si el estudiante tiene el descaro de  plagiar un trabajo, se le pide al profesor que ignore la afrenta y lo pase de todos modos. Supongo que eso no es tan descabellado como suena.  Especialmente si consideramos que se pretende ofrecer un curso de 45 horas en diez días y en horario de 5 a 10 pm.  No me imagino a muchos maestros empeñados en ponerse a estudiar después de llegar a sus casas y, no conozco los casos individuales, pero si también trabajan, menos lo harán después de un largo día.  Encima de eso, me comentó una colega que no se les dan los libros—aunque el Programa los haya comprado—porque son muy caros y sabe Dios lo que va a hacer un maestro de esos con un libro. Leerlo no será. Estudiar, ni para qué si ya pasó el curso.  ¿Aprender? Si no se trata de eso.  Se trata de tener maestros certificados para enseñar una materia.  (Nótese que no dije preparados, ni cualificados) Vamos, que los niños y niñas de las escuelas públicas no precisan de maestros competentes.  Con que sepan mantener a los y las estudiantes callados y sentados en filas basta.

Tengo un doctorado en literatura y no me imagino dictar un curso de literatura en diez días.  A los colegas que respeto y se han prestado para esta burla por las razones que sean, mis condolencias.  Suponiendo que en los cursos de literatura se lee, me pregunto ¿Cuántas novelas van a leer en dos semanas?  ¿Cuántos de nosotros—lectores voraces y constantes—tenemos la dicha de leer una novela en dos semanas? ¡Imagínese todo un curso de literatura en diez días!  Lo repito porque no me lo puedo imaginar.  Supongo que estos serán cursos de los llamados panorámicos. Sólo que en este caso son “super panorámicos”. En estos cursos, te enseñan el libro; te lo resumen en tres oraciones y vamos con el próximo.

Supongo que algo parecido pasará en los cursos de lingüística. El primer día te enseñan lo que es una lengua y en la próxima clase te enseñan que todos los países tienen una,  lengua por supuesto. Los restantes días les resumen las teorías para que por lo menos los estudiantes hayan oído hablar de ellas aunque no entiendan su importancia.

En el curso de matemáticas—que dicen las malas lenguas que sacaron a un colega profesor porque les dio asignación—se les enseña a usar una calculadora y se les aconseja que no salgan sin una a la calle.  Y a Dios que reparta suerte. 

En el de química—que no se enteren los de las sesiones regulares--se les enseña la Tabla Periódica y se les muestra un vídeo de un experimento. Supongo que pueden ir a YouTube que debe tener algunos fabulosos de cómo preparar, no sé una bomba y de cómo apagar un incendio.  Conocimiento en estas áreas ya los prepara para enseñar dicha materia.

No me supongo que se puede aprender mucha ciencia ni mucho de nada en estos cursos, pero así es como tratamos de reparar un sistema escolar que agoniza y un país que no tiene cultura, no lee, se entretiene escuchando a  Kobbo Santarrosa y sólo sabe contar sus muertos.

Monday, August 22, 2011

La estatua de Colón

Ahora que también Santini acaricia la idea de adornar la ciudad capital con la famosa estatua de Colón, fragmentos es la palabra que se me viene a la mente.  Si. Estoy convencida de que el mejor destino para la dichosa efigie, adquirida hace ya más de diez años por un alcalde megalómano, es la fragmentación.  Afortunadamente algún designio divino evitó que la susodicha—una colosal figura que algunos han llamado grotesca porque las extremidades y la cabeza del aparato no son proporcionales--pudiera erigirse en el pueblo de Cataño.  La obra que no sabemos cómo se enteró el Amolao’ que andaba despatriada—me gustaría conocer los detalles-- ni cómo decidió (tal vez Palmolive en mano) endilgársela a los ciudadanos de Cataño, languidece primero en el estacionamiento del Parque la Esperanza y ahora, en el muelle de Mayagüez.

A mí se me ocurre que lo mejor para todos, ya que son varios los pueblos que reclaman la oportunidad de colocar la obra en sus predios, dizque para atraer al turismo, es que se distribuyan todas sus 2.780 piezas por la isla.  Por ser la capital, en San Juan me imagino la cabeza.  Tal vez podría colocarse en la Playa del Escambrón para que los niños jueguen a treparse en ella, los enamorados se recuesten en su rostro impasible y los más perversos le pinten bigotes o cuernos. 

Ya que tanto Lemuel Soto, el alcalde de Arecibo y Rodríguez el de Mayagüez coquetearon con la idea de levantar el monumento en sus costas, podemos honrarlos con una de las manos: la derecha para Arecibo, la izquierda de Mayagüez.  Los pies irían uno para Ponce y el otro a Humacao. El torso podría depositarse en algún pueblo de la montaña, tal vez en Adjuntas, donde muy pronto la naturaleza se encargaría de cubrirlo con vegetación y sólo sería visible, como el gigante de dicho pueblo, para los que viven allí. Pero el corazón, ese le corresponde a Cataño, el pueblo que lo trajo a esta isla y luego lo abandonó a su destino.  Se podría colocar en el patio de la casa del Amolao’ para que este se enternezca y llene de orgullo cada vez que piense que ese mastodonte de mirada perdida lo trajo él, y nadie más que él a Puerto Rico.

Según un parte de prensa llegó la obra del ruso Zurab Tsereteli en unos 43 furgones, lo que nos deja suficientes pedazos para repartir por la isla.  Podríamos entonces en un juego turístico que incluiría a todos o la mayoría de los municipios, comenzar una campaña en la que instemos a los turistas, locales y extranjeros a tratar de armar el rompecabezas identificando los pueblos y sus partes. Otro concurso podría incluir una cena con el Amolao’ al que retrate todas las piezas del adefesio.  Pero debemos darnos prisa, ya que parece que si le damos tiempo al tiempo, la faz del desdichado y mal querido navegante se irá desfigurando con moho y lama, alejado de las miradas de sus admiradores potenciales.

Cristobal Colón, alguna vez considerado el gran héroe del descubrimiento de las Américas, ha caído en desgracia histórica y merece que su espíritu junto a los restos desmembrados de la estatua que lo representa vaya por la isla pidiendo clemencia, purgando su culpa.  Tal vez entonces en vez de querer exaltar una figura ampliamente desacreditada, podríamos tener una discusión franca sobre la verdad del descubrimiento y la conquista de este bendito archipiélago. 

Monday, August 08, 2011

La democracia

Se me ocurre que estamos cada día más cerca del totalitarismo que de la democracia.  En sus orígenes la palabra democracia, del griego, significó gobierno del pueblo. Los griegos le temían in extremis a las dictaduras, por su larga experiencia para con ellas. Por eso se afanaron en crear un sistema de gobierno que fuera "for the people and by the people" cómo dijera Lincoln.  Claro que los griegos tenían otra idea de la democracia.  La de ellos no era una democracia representativa.  Allá todos los hombres tenían derecho al voto (hombres, no mujeres, no esclavos). Fueron los romanos los que primero introdujeron la idea de la democracia representativa.  Y aquí fue que empezó el desmadre. Digo esto, porque al limitarse el voto a unos pocos que representarían a la mayoría comenzó nuestro sistema de gobierno. Ya no es yo voto por lo que creo sino ¿cómo me las arreglo para salir electo al minúsculo, y selectísimo grupo que tomará decisiones por los demás?

Esta introducción tiene que ver con las cosas que ocurren en este país.  Resulta que ahora todo el mundo tiene que, si quiere usar el expreso, tener una tarjeta.  La idea, de la tarjeta por supuesto, es buena--en principio--pero ¿por qué tiene que comprar una Pepe, el de la esquina, que no tiene con qué mantener la dichosa tarjeta ni le conviene porque sólo pasa por el expreso una vez al año??? No sé, esto es como obligar a todo ciudadano a comprar un celular. Me molesta más todavía porque acaban de privatizar las autopistas y estamos aún más a la merced de las grandes corporaciones. La opción es tirarnos el tapón de la #2, o quedarnos en casa....

Saturday, July 16, 2011

Edificio comercial

No sé si soy yo pero hace ya mucho tiempo que veo surgir como hongos en tiempos húmedos, los dichosos "edificios comerciales." Lo triste es que muchos están vacíos.  ¿Por qué la proliferación de estos edificios si no hay escasez?  Tampoco son tiempos propicios para abrir negocios. Le he planteado el asunto a amigos y familiares que me parecen podrían tener una idea, y nadie ha podido darme una explicación razonable.  A mí se me ocurre que debe existir alguna disposición económica, digo en las planillas, para reportar estos edificios como pérdida, o algún otro beneficio ya que no entiendo como habiendo suficientes edificios comerciales sin ocupar, se continúen construyendo.  Agradecería que si alguien cree o tiene una explicación la comparta conmigo.

Thursday, July 07, 2011

Restaurantes

Se aprende mucho cuando se viaja.  En mi reciente viaje a España, la guía nos dijo que la palabra restaurante venía de restaurar.  "Claro", me dije.  "No lo había pensado antes, pero tiene sentido."  Una búsqueda somera por la web, nos confirma lo que dijera la guía.  Muchos sitios en la Internet adjudican la palabra a los franceses. Aunque se cree que existieron restaurantes desde el siglo trece en la China ya que existían las condiciones sociales y económicas para que esto sucediera (ver "Economics and the origin of restaurants" de Nicholas Keifer). Los restaurantes fueron en sus orígenes lugares para restaurar las energías, de modo que a menudo se servían solo sopas, no comida. Para disfrutar de una comida completa había que ir a las tabernas y mesones. La comida era servida en una mesa común, no se escogía el menú y se negociaba el precio.

Afortunadamente para nosotros, los restaurantes han evolucionado bastante. Al extremo de que el viajero tiene infinidad de opciones algunas excelentes y otras, pues, no tanto. Aprovecho para dar mi reseña de tres restaurantes que he visitado recientemente.  El primero es Lenel.  Este está localizado en Arecibo.  Tiene pretensiones de restaurant gourmet.  Tiene una buena selección de platos y está muy bien presentado--un poco kitsch/gaudy para mi gusto. Tiene todavía que crecer.  Por ejemplo, no había nadie en la entrada recibiendo a los clientes; la mesera, obviamente con poco entrenamiento, por poco se acuesta encima de mi plato para alcanzar el de mi marido; le tuvimos que pedir agua y pan ya que no nos sirvieron nada y andábamos hambrientos.  Para colmo, el valet parking vale cinco dólares¡!  Perdona, pero disculpa, como decía Freddie el de Betty, la fea, pero si estoy pagando más de treinta dólares por la comida, por persona, lo menos que pueden hacer es proveer estacionamiento gratis.  Estamos acostumbrados a darle propina al del valet, pero tarifa fija, pues no.  Especialmente porque el estacionamiento era en la acera, propiedad del municipio--o sea, mio.

El otro restaurante al que fuimos, se llama MenTa Cuisine y también ubica en Arecibo.  Este es pequeño, acogedor y chic. La comida excelente, así como el servicio.  El Chef, quien es el dueño, visitó nuestra mesa y nos aseguró que la carne iba a salir al punto, y así fue. Los aperitivos eran muy originales, ej. malanga frita.  Mi esposo pidió el filet mignon y quedó muy satisfecho; el amigo que nos acompañaba pidió el pescado recomendado por el chef y nos aseguró que estaba delicioso.  Yo pedí el churrasco.  YUM y ni hablar del arroz con tocineta...queremos volver. Una amiga me comentó que era una pena que Cedrick, el dueño, no fuera un comerciante ya que prefería pescar y sólo abre el restaurante jueves, viernes y sábados.  A mi, por el contrario me parece encantador que prefiera pescar a trabajar.

Por último quiero mencionar el restaurante que abrió la colega y amiga Evelyn Jiménez con dos amigas. Se llama Masafina.  Este, que recibió cuatro páginas en el Nuevo Día de ayer, es una pizzería que está localizada en Miramar en la esquina de Hoare y Palmas.  Es un concepto innovador: pizza artesanal con un toque criollo. La ambientación es moderna y muy chic.  El servicio excelente.  Se nota que las dueñas tienen experiencia en eso de ser clientes y comensales. Han cuidado todos los detalles.  Hay dos áreas para esperar: la barra y un área acojinada a la entrada. Enseguida que te sientas te atiende un mesero y te trae agua--gracias. Ningún mesero/a te pasa por el lado sin asegurase de que todo está bien.  Además parecían felices y con mucho entusiasmo. Tomamos la sangría de la casa (buena, pero un poco cara--en la Plaza Mayor una jarra gde nos costó 18 euros--o $25--acá nos costó la botella $35).  De aperitivos probamos las almendras y el tabladito (quesos, pedazos del pan de la pizza y jamón prosciutto). Como plato principal pedimos la pizza Central. Estaba RICA, la masa y el queso le daban un toque excepcional.  Mi marido dice que no le va a agradar a los que están acostumbrados a la pizza de Domino's o Pizza Hut—por eso de que el queso no tiene la elasticidad del mozzarella, pero estuvimos de acuerdo en que fue una experiencia culinaria maravillosa. Evelyn y Celeste, volvemos¡!

Ricardo Alegría

Se acabó la alegría fue lo primero que pensé cuando me enteré de la noticia. Luego, pensé en los sobrinos.  Hace años cuando eran todavía adolescentes nos fuimos en excursión por San Juan y nos encontramos con Don Ricardo.  Se lo presentamos a los chicos y yo me tomé foto con él.  EPM, el compañero y colega les habló sobre la importancia de Don Ricardo en la restauración de los edificios del viejo San Juan, vamos en el rescate de San Juan que liderara el maestro.

Incluyo una nota del Ateneo sobre la partida del ilustre Don Ricardo Alegría:

EL ATENEO PUERTORRIQUEÑO
ante el deceso del Maestro Ricardo Alegría
El señor Presidente del Ateneo Puertorriqueño, el Dr. José Milton Soltero, su Junta de Gobierno, sus socios, estudiantes y empleados, quieren dejar expresado su más sentido pésame por la partida del Maestro Ricardo Alegría.

La vinculación del Maestro Alegría a la labor del Ateneo Puertorriqueño es de muchos y productivos años, por lo que su partida nos lleva a ratificar, una vez más, que la misión del Maestro Ramón Emeterio Betances en la forja y defensa de la Nación Puertorriqueña, misión que guía hoy los propósitos del Ateneo, encontró terreno fértil en el corazón de acérrimos ateneístas como el Maestro Alegría.

El Ateneo quiere reconocer que la magna obra de reconstrucción, salvamento y difusión de un Patrimonio Nacional cultural amplísimo, tuvo en el Maestro Alegría su guerrero más potentado. El Maestro Alegría no es sólo un luchador de su siglo. A través de él se prolonga la continua batalla que desde el Siglo 19 se ha peleado  por la construcción de una identidad nacional sólida y de fuertes raíces contra su más aguerrido enemigo que es la disolución de la Nación en una cultura ajena. Labor que el Ateneo comenzó en 1876, y que aún sirve de estímulo a obras como la del Maestro Alegría, quien concibió para esta continuidad, la creación del Instituto de Cultura Puertorriqueña.

Si bien sabíamos de sus padecimientos en esta última etapa de su vida, también sabíamos de sus últimas pasiones, y éstas, que eran compartidas por el Ateneo, iban dirigidas a la defensa del pueblo contra la terrible privatización de sus más caros patrimonios.

El Ateneo celebra la vida y obra de uno de los puertorriqueños más dignos y desprendidos de su pueblo. Y como ya es propio de su propósitos, eventualmente añadir su nombre a esa Galería de Patriotas que honra nuestras luchas por la Identidad y la Cultura Nacional.

Tuesday, June 21, 2011

Los toldos de Toledo





Mientras estábamos por Toledo, (creía que era Granada) nos mencionó el guía que en las calles montaban unos toldos para refrescar en tiempos de calor. Estos toldos se ven muy atractivos y en verdad refrescan.  A ver si acá se nos ocurre algo similar¿?

"From the Clouds" by Jack Johson

I'm always in awe of the things artists can do.  In another life, I want to be an artist.  That said, here's an amazing video and a great artist.

Monday, June 20, 2011

Los indignados

Acabo de regresar de España. Visité el campamento de los indignados. Incluyo fotos. Como en todas partes, hay quienes apoyan a los acampados y los que no. Cuando llegamos el 4 de junio, el lugar estaba repleto de acampados, pero ya cuando nos íbamos (17 de junio) quedaban pocos.
Hablé con uno de los acampados

Habían muchos grupos presentando propuestas

Habían muchos letreros interesantes.

Añadir leyenda

los deambulantes y drogos se arriman al campamento

17 de junio
4 de junio

Friday, June 03, 2011

De pivazos y Bentleys

Hoy salgo para Madrid, pero no quiero irme sin comentar dos noticias.  Una es la reforma electoral.  No tengo tiempo para analizar los detalles pero ¿adónde queda la voluntad del pueblo? Si el votante quiere elegir un candidato de cada partido o de un partido que no es el suyo, esa debe ser su prerrogativa, no la de los legisladores en quienes NO confiamos. Siempre tienen una agenda escondida. Mientras no hayan discrepancias o contradicciones, el elector es el único que debe decir cómo emite su voto.  Todo esto surge por los famosos pivazos, que dicho sea de paso, el Tribunal Supremo avaló…por las razones que fueran.

La segunda noticia tiene que ver con El Chuchín.  Pues si, este es un personaje.  Primero estaba el Amolao´ y después vino Chemo Soto.  Ahora está El Chuchín que es otro cafre pero al que le reíamos las gracias hasta que se puso a ostentar de rico.  Ahí los ricos gritaron.  No, este no puede pretender estar a nuestro nivel.  Usémoslo de chivo expiatorio.  La gente se entretiene con nuestra indignación en la que nos rasgamos las vestiduras pero no le exigimos al gobernador y a su esposa a presentar sus planillas, porque ellos son blancos y no nos ofenden con sus chabacanerías.  Entre tanto pasamos la nueva ley electoral. 

Tuesday, May 31, 2011

La muerte

Cities of the dead, New Orleans
Recomiendo el ensayo: "Sobre construcciones nacionales, muertos parao's y demás ruinas" de Jacqueline Rivera publicado en el más reciente número del periódico Diálogo, de la UPR.  Les doy una prueba:
" La muerte es un territorio en conquista. No nos zafamos de ella, de ese querer buscar una onda con qué lanzar la primera piedra para ganarle terreno, quizás dar la vuelta por donde escapárnosle y/o evadir su irrevocable sentencia de vida eterna. Al cerrar el círculo de la existencia, no nos quepa la menor duda, la muerte constituye un acto de asentamiento, de territorialización existencial y espiritual. Es casi como volver a casa sin necesidad de sonar dos veces, como Dorothy, nuestras zapatillas rojas."

Wednesday, May 25, 2011

La entrevista


Too little too late.  Eso es lo que tenemos que decir del desahogo de Don José Ramón de la Torre. Desafortunadamente lo que confiesa el exdirector de la UPR no nos toma por sorpresa.  Sabíamos que era un mero monigote de la Fortaleza.  También era claro que había vendido su integridad—o lo que quedaba de ella-- con tal de llamarse Presidente de la Universidad.  No nos engaña su intento de quedar como la oveja entre los lobos.  El había sido Decano de Humanidades, dirigió la Editorial y el Instituto de Cultura.  El sabía como se bate el cobre en el gobierno, especialmente en administraciones PNPs.  La entrevista solo ha servido para validar lo que habían denunciado los estudiantes en huelga: la administración de Fortuño, en complicidad con la Junta de Síndicos, quería desmantelar la universidad para eliminar la disidencia y moldearla a su antojo.  Lo triste es que si nos dejamos llevar por la participación tan patética del actual Presidente van a lograr su cometido. Si Muñoz no sólo no pidió un presupuesto real para la UPR, sino que metió a la universidad en una nueva deuda.  No hay que ser economista para saber que así no se arreglan las cosas. Cuando uno está embrollaó para empezar, no te prestan dinero. Y si lo hacen tienes que entregarles hasta la casa (por no decir otra cosa)¡! De la única forma que vamos a poder salir de este nuevo embrollo económico—además de echarle la culpa a la pasada administración (léase Acevedo Vilá y García Padilla)--es rezar para que nos condonen la deuda, o recibir una donación de esas millonarias como las que reciben Harvard y MIT.  ¡Estamos jodios!

Friday, May 06, 2011

Festival de la palabra

@Papo Sánchez
Hoy fuimos al Festival de la palabra. Por eso de no matar al duende como dice mi amiga Jane, decidí tomar el taller de redacción.  Lo ofrecía Fernando Iwasaki.  No lo conocía, pero allí me enteré de que es peruano y vive en España hace más de veinte años. "Desde 1989 reside en Sevilla, donde es director de la revista literaria Renacimiento , director de la Fundación Cristina Heeren de Arte Flamenco y columnista del diario ABC."

En el taller había unas 35 personas--too many if you ask me.  Iwasaki, quien puede ser muy ameno, habló por espacio de una hora.  Lamentablemente, parecía estar martillando sobre un clavo ya firmemente en su lugar.   Sin embargo, trajo buenas sugerencias de cómo proceder en la redacción de un microrrelato.  Entre las cosas que sugería era tratar de crear un cuento partiendo de cosas cotidianas como los clasificados personales, las esquelas (necrología), las entradas del horóscopo y hasta el curriculum vitae.  Basándome en algo que dijo Iwasaki sobre los vampiros se me ocurrió escribir “El horóscopo del vampiro”: Hoy hay luna llena. Habrá muchos cuerpos jóvenes en la calle. Satisfacerás tu sed.

Sunday, April 24, 2011

la objetividad periodística

Hoy me chocan dos oraciones que leo en el periódico.  La primera se relaciona a la noticia de que los ateos andan molestos porque el estado se hace cómplice de las religiones, específicamente las cristianas cuando honra los días que son importantes para estas, como por ejemplo la Semana Santa. La reportera, aparentemente cristiana, hace esta observación:

"Ambos creen que la muerte y resurrección de Jesús, que dio su vida por los pecadores y cuyo acto es recordado y mueve a la reflexión en estos días, es meramente una fantasía."
 
La otra oración que me estuvo interesante viene de un artículo sobre Jeannette Ramos Buonomo, la jueza que "le quitó el marido a Conchita Dapena". (Uso esa cita popular porque así era que se referían a ella antes.) Pues resulta que la Ramos Buonomo ha decidido aclararle al país cómo fue que realmente ocurrieron las cosas entre Sánchez Vilella y ella y ha escrito un libro, un memoir. Entre las cosas que aclara la ex jueza es que ella nunca fue la amante del ex-gobernador.  La amante--esperemos que ya no la pueda herir esta confesión--era una tal Eris que era la secretaria de Sánchez Vilella.   La reportera escribe:"Conchita (la esposa legítima) y su hija Evelyn no sabían que Eris era la querida." ¿Por qué cree necesario escribir "la esposa legítima"? ¿Porqué no mejor "su esposa de entonces "? O algo por el estilo.  Nada que se me ocurre que los prejuicios afloran por todas partes.

Sunday, March 06, 2011

Columna de Rosa Montero

Mientras buscaba información sobre la novela más reciente de Rosa Montero me topo con esta columna de El País.com.  Trata sobre la vejez y como nos enfrentamos a ella.  Aquí incluyo un extracto:

...Porque ahora lo está. Calvo, quiero decir. Y lleva una barba canosa y venerable. Tiene 49 años, aunque parece algo más marchito de lo que corresponde. Estas cosas son las que le ponen a uno más nervioso: comprobar que ahora son mayorcísimos incluso los que eran más jóvenes que tú. La prueba inequívoca de que estás alcanzando los alrededores de la ancianidad no es verte viejo a ti mismo, sino empezar a encontrar viejísimos a todos los demás. Una tarde de verano, mi abuela, de noventa años, paseaba del brazo de mi tío, su hijo, profesor de instituto. Se cruzaron con unos treintañeros que les saludaron efusivamente, y ella preguntó: “¿Quiénes son?”. “Antiguos alumnos míos”, contestó mi tío. “¡Pero qué viejos!”, se asombró mi abuela, indignada ante semejante traición de la cronología. El mundo va envejeciendo a toda velocidad a tu alrededor, el vendaval del tiempo silba atronadoramente en tus oídos, pero por dentro tú te sigues sintiendo tan tonto y tan joven como siempre. Sólo que cada vez un poco más disociado de tu cuerpo.

...La vejez, presiento (la veo ya asomar la pata en el horizonte como el lobo asomaba la amenazadora pezuña bajo la puerta), es la etapa heroica de la vida. “Hacerse mayor no es para blandengues”, reza un clásico refrán norteamericano (growing old is not for sissies: el original es un tanto homofóbico, porque sissy viene a ser como mariquita). Sin duda hay toda una épica en la ancianidad, en mantenerse vivo, entero, alegre, dispuesto a las novedades y los cambios, abierto al asombro y al aprendizaje, estoico ante el dolor y el decaimiento, ante el merodeo cada vez más cercano de la muerte.

Tuesday, February 01, 2011

La entrevista

Varias cosas interesantes sobre la entrevista de El Nuevo Día al posible candidato de los populares.  Primero, la versión impresa no incluía las críticas a Luce Vela. Cuando oí a varios analistas de la radio discutir el mensaje, me pregunté de qué hablarían porque yo no recordaba ningún comentario sobre la primera dama. ¿Por qué decidieron dejar esa parte fuera y sólo publicarla en la versión cibernética? Segundo, ¿Por qué los políticos se han concentrado en esa parte de su entrevista, cuando dijo otras cosas más preocupantes para el país?  Dicho esto, quiero decir dos cosas a los defensores de la esposa del gobernador.  La señora Vela, no representa a todas las mujeres.  Como mujer no me ofende que la critiquen.  Ella no me representa.  Ella representa a las mujeres de su clase social: las acomodadas y privilegiadas.  Por otra parte, el estar casada con el primer mandatario del país, la hace una figura pública y por lo tanto, “bait” para los políticos y demás que quieran atacarla.  Como dice un refrán en inglés: “if you can’t stand the heat, get out of the kitchen.”

Saturday, January 29, 2011

Poema a los estudiantes

por Magali Quiñones
(a los universitarios de Río Piedras)
HOY me duelen los pájaros sin nido
y los niños sin techo
y el árbol que ha perdido sus raíces.
Hoy, contemplando al hombre que duerme complacido,
yo mastico el dolor de haber nacido
entre odios y guerras.
Hoy apuesto al amor, defiendo la semilla y la flor,
pido perdón al árbol y al niño.
Y, como el mártir de Judea, me declaro
Irremediablemente terrorista.
Soy un agente de provocación,
un delincuente enmascarado
que no teme al guardián ni a la prisión.
Debo añadir: soy peligroso, irreverente y subversivo.
Lo dicho, dicho.
Sin duda soy un vándalo, revoltoso, estudioso,
amante del saber y esteticista,
e irremediablemente terrorista.
(diciembre 2010)

Thursday, January 27, 2011

Los líderes estudiantiles

¿Por qué se empeña la administración universitaria en radicarles cargos a los estudiantes que lideran los movimientos de protesta? En nuestras clases los exhortamos a pensar de forma crítica, a reconocer las falacias lógicas, y a expresarse en contra de la injusticia, pero cuando lo intentan nos ponemos nerviosos. Nos irrita que nos contradigan,  nos incomoda que cuestionen nuestras motivaciones y pongan en tela de juicio nuestra magnífica sapiencia. Entonces nos la ingeniamos para  callarlos aunque tengamos que recurrir a la violencia.

El semestre pasado los jóvenes, Arturo Ríos y Gabriel Laborde pasaron buena parte de la huelga pasada en el tribunal. En diciembre, le tocó a Waldemiro Vélez. En enero comenzó la persecución activa de Giovanni Roberto. Las víctimas más recientes son Ian Camilo Cintrón y Adriana Mulero. A estos se les acusa de instigar los actos violentos del 11 de enero aún cuando en las vistas no hubo testigos que los ubicaran  ni en el Centro de Estudiantes, ni en el Decanato de Asuntos Estudiantiles de Administración de Empresas, donde se cometieron los actos vandálicos que alegadamente lideraron.

Supongo, que en febrero será Xiomara Caro.  Ya encontrarán de qué acusarla. De esta forma se elimina e intimida a los disidentes que aún creen que conseguir derogar la cuota es una causa justa y se demuestra que los valores que preferimos en la Universidad del Estado, no son el diálogo y el intercambio de ideas sino el silencio y la sumisión.

Thursday, January 20, 2011

La sindicación ahora

Esta ponencia fue leída al reducido número de colegas que asistió a la reunión convocada el UPRA el miércoles 19 de enero por el grupo que se hace llamar G15. Esta reunión pretendía discutir la situación por la que atraviesa la universidad.

Parece que ya la única opción para la facultad es la sindicalización.  Por años me resistí al llamado a la negociación colectiva de la facultad.  Pensaba que en la universidad todo se remediaba con el diálogo. Rechazaba el tono adversarial de las uniones con su clara distinción entre el patrono y el obrero, como si la administración universitaria fuera la dueña y nosotros meros peones.  Rechazaba la división estricta de tareas. Me enorgullecía pensar que haría casi cualquier tarea que se me asignara—después que no fuera ilegal, físicamente extenuante e imposible, o mas allá de mis talentos, naturales o adquiridos.  Ingenuamente  creía que yo, que todos, éramos la Universidad.  Esta  administración universitaria me ha obligado a abrir los ojos, a dejar atrás la inocencia; todas las nociones románticas con las que miraba a la Universidad.  La Licenciada Rivera, presidenta de la Junta de Síndicos ha dicho, entre otras cosas, que no tiene que aceptar recomendaciones ni de los estudiantes ni de grupos de profesores porque ninguno tiene poder negociador.  O sea, cero dialogo. (Muy a pesar de lo que haya dicho el señor Fortuño en su carta al país sobre la UPR) Según Ygrí, como todos la llaman, nosotros, los profesores  nos debemos limitar a enseñar y los estudiantes a estudiar.

A raíz de los mensajes intimidantes que envía la administración, los profesores, como los estudiantes y como el país, han acogido los comentarios de la administración de maneras diversas: algunos se han rebelado (no entran a un campus sitiado por la policía y no rompen huelga), otros no entran al campus por no bregar con la policía o los estudiantes en huelga, pero terminan sus cursos. Los otros, bien sea porque están a contrato y no se atreven a poner en juego sus habichuelas o simplemente porque están de acuerdo con la administración, entran al recinto, imparten clases, y entregarán notas para que para ellos por lo menos,  culmine el semestre.

Sin embargo, no debemos despachar  a la ligera lo que dice la Presidenta de la Junta de Síndicos de que ni a los  profesores ni a los estudiantes nos cobija el derecho a la huelga, ya que no estamos agrupados en un sindicato. A mí me parece—sin cinismos como le gusta al Presidente De la Torre-- que hace un llamado a que nos formemos en un ente con capacidad para la negociación.

Con una unión estaríamos también complaciendo al gobernador que prefiere las universidades al estilo americano—estilos variados debemos señalar porque lo que funciona en Harvard no funciona en Salem State University,  o Kent State, o California State University. ( Mientras que la primera es privada, todas las otras, son universidades públicas con uniones que cobijan a sus profesores.)

Al fragmentarse la lucha estudiantil—atrás quedó aquello de once recintos una sola UPR—los profesores que en su mayoría la respaldaban, andan acéfalos.  Ni siquiera la APPU ha podido convencer a sus miembros de apoyar plenamente a los estudiantes en huelga.  Pareciera que está cada cual por su lado pensando no en ¿qué va ser de los estudiantes si no apoyamos su huelga? Sino ¿qué va a pasar conmigo si la apoyo o no?


Aceptando que no todos tenemos tesón de buen samaritano y muchos somos incapaces de ver las necesidades de otros por encima de las nuestras, cabe entonces preguntarnos ¿qué va a ser de cada uno de nosotros si continuamos sin unionarnos, sin tener un sindicato que nos represente y ayude a dar la pelea cuando las cosas se pongan peor de lo que están.  Miremos a nuestro  alrededor ¿cuántos colegas ya no están con nosotros porque no se les renovó el contrato ya sea porque las secciones se cerraron aun cuando hay cientos de estudiantes que todavía no han podido completar su matrícula y las secciones sobrepasan, en su mayoría los treinta estudiantes?

En mi departamento éramos en un momento dado catorce miembros con plaza y entre tres y cuatro contratos a tiempo completo, sin contar los que estaban con contrato a tiempo parcial.  En los últimos años se han desocupado varias plazas, la mayoría por retiro de los colegas y en los últimos tres años se ha otorgado una sola plaza.  En fin, que hoy somos nueve en plaza  y (creo) que un solo  contrato a tiempo completo, y es un contrato hasta diciembre de modo que no se le puede asegurar a esta colega que estará con nosotros después de esa fecha.

Así eliminando cursos, poniendo programas en pausa, echándole la culpa a las compensaciones y los contratos por la estrechez económica de los últimos años es que nos vamos empequeñeciendo y dejamos de ser lo que alguna vez aspiramos a ser: la Universidad de todos.

Nunca he pertenecido a la APPU ni la APDA, aunque soy de las que más participo enviando mensajes, gracias a que Anneliesse me ha incluído en el "grupo" de correo y me permite opinar, pero creo que llegó el momento de seriamente considerar la creación de un sindicato o unión que nos represente como ente negociador de la facultad.  La situación de la Universidad no es alentadora. No podemos seguir montándonos en el carrito de la Hermandad. Ha sido un viaje muy cómodo.  Llegó la hora de incomodarnos y mirar de frente a quienes nos acechan y buscan sustituirnos o simplemente eliminarnos.



Thursday, January 13, 2011

Los encapuchados

¿Por qué no intervino la policía con los encapuchados que destruían propiedad pública y privada en la actividad del martes 11 de enero en la UPR, pero si se aprestó a arrestar diez jóvenes que repartían material informativo el 12 de enero? ¿Cuál es la ofensa mayor? En la marcha del 20 de diciembre la policía manoteaba y agredía a estudiantes por lo más mínimo y el martes, nada. Aún cuando uno no quisiera andar creyendo teorías de conspiración, las dudas quedan.  Por otra parte, ¿quiénes son estos encapuchados?

Bien podrían ser como afirma el PIP, agentes infiltrados. No sería la primera vez en la historia de la Universidad. Prohibido olvidar lo que ocurrió en El Cerro Maravilla (25 de julio de 1978) Pero, ¿y si no lo fueran? ¿Si fueran en efecto estudiantes de la UPR?

Entiendo que algunos estudiantes quieran cubrir sus rostros para no ser fichados por la administración.  Es obvio que los siguen donde quiera no sólo con macanas sino con cámaras de video. La persecución a la que se enfrentan los líderes Waldemiro Vélez y Giovanni Roberto son ejemplos claros de lo que le puede suceder a un estudiante que da la cara y expresa su opinión sin miedo. Sin embargo, se distorsiona la lucha y pierde legitimidad ante los que la apoyan, si se continúa respaldando a los que quieren luchar sin ser reconocidos.  El que no quiera exponerse a sanciones o a la posibilidad de que su rostro quede grabado, mejor, quédese en su casa. Mientras  los semblantes sosegados, racionales  y con intenciones transparentes de  Xiomara Caro, Ian Camilo Cintrón  y Omar Ramírez sigan al frente de la lucha hay esperanza de éxito. 

Aunque ya el Senado, nuestro magnifico Senado que cuando le conviene alega que la Universidad es autónoma, se apresta a pasar legislación que prohíba la protesta por personas enmascaradas (¿incluirá a los teatreros?), hace bien el movimiento estudiantil en rechazar el comportamiento de los enmascarados. Los encapuchados, legítimos o no, perjudican al movimiento estudiantil, contradicen las expresiones de los líderes que proponen formas creativas de manifestarse y ponen en peligro la seguridad de todos. 

Hay una violencia latente--producto de la frustración-- entre algunos de los que luchan para derogar la cuota. No nos podemos tapar los ojos. Y hasta podemos como decía Ian Camilo, comprender que esa violencia refleja la que reciben todos los días y demasiado a menudo. No es nada fácil luchar contra los burócratas que pretenden acabar con lo que consideramos nuestro: la Universidad. Pero es preciso controlar las emociones y reprimir la violencia, no sea que la lucha se les vaya de la mano y sólo reciban el repudio de los que alguna vez quisieron ser solidarios.

Autonomía Universitaria

Primero el gobernador dice que no interviene en la Universidad por que es autónoma y ahora la prensa alega que la fortaleza está en busca de un Presidente interino que sustituya al  soon to be ousted De la Torre¿¿¿???¿Cómo se explica eso? Si hubiese autonomía, sería la Junta de Sindicos quien estaría buscando a un candidato a dirigir la Universidad, ¿no?

Monday, January 10, 2011

El año nuevo, ¿qué nos traerá?

Antes de pensar en el año nuevo me parece que el año que está por pasar merece mención, o por lo menos una reflexión. ¿Cuáles son las cosas más sobresalientes del año 2010? Para mí como universitaria, pues la huelga estudiantil, ambas: la que duró dos meses y esta que ya lleva tres semanas. Muchas cosas pueden decirse sobre la huelga—muchas ya se han dicho—pero lo más significativo e inquietante es el ataque tan crudo a la libertad de expresión. Nunca en mis 28 años como docente ni en los que fui estudiante recuerdo este tipo de represión y persecución. Y que venga de la mano de alguien de la Humanidades es para mí lo más humillante. Nos gusta pensar a los humanistas que somos los máximos defensores de la libertad de expresión y entonces, nos toca este mutante. No sé ya cómo llamarle. Por sus expresiones en contra de la administración universitaria tanto Ramos Perea como Julio Muriente están fuera de la radio. Sus voces calladas. Es cierto que ninguno de los dos es caballero bonachón y acomodaticio, pero me divertía oírles decir lo que muchos sentimos pero no decimos por pudor, temor o falsa respetabilidad.

También han atacado fuertemente al movimiento estudiantil. Arturo Ríos, Waldemiro Vélez y Giovanni Roberto son los mártires de esta revolución. Se les ha identificado como los cabecillas y han de pagar los platos rotos. Me consuela saber que son jóvenes inteligentes y elocuentes que van a encontrar el camino aún si la UPR lograr su expulsión. Pero me da rabia pensar que están siendo fichados por hablar, por expresarse, por disentir, por ejercer un derecho protegido por la constitución.

Pudiérase decir que el año 2010 se caracterizó por la represión y el atentado violento a la libertad de expresión en la Universidad, ¿qué nos traerá el 2011?

Wednesday, January 05, 2011

La rueda de la fortuna

Dice Edgardo, mi marido, que los antiguos tenían razón al creer en la rueda de la fortuna. Según el concepto medieval la diosa Fortuna tenía una rueda que giraba al azar cambiando así el destino de las personas. Los que disfrutaban de grandes privilegios podían con una vuelta de la rueda pasar de la alegría a la desgracia y todo—punto importante-- de la forma más arbitraria. La rueda era la que decidía el futuro, no la persona ni siquiera los dioses, aunque estos bien podían intervenir a favor de alguna persona.

Aquí un ejemplo: Uno de los hijos del depuesto y ya fallecido Sha de Irán ha muerto, aparente suicidio. Por lo que he leído Alireza Pahlavi, de 44 años, era un hombre inteligente, atractivo y reservado que vivía preocupado por la situación de su país de origen, país del que fue exiliado desde los doce años al darse el derrocamiento de la monarquía en 1979.

Así quien por designios del destino vivió por doce años protegido por la opulencia monárquica del reinado de su padre en Irán, hoy se suicida en Boston, MA víctima aparente de una depresión provocada por la muerte de su hermana de una sobredosis de barbitúricos en 2001. Dice Wikipedia, que Alireza, en Princeton estudió física y al momento de su muerte completaba el doctorado en Historia—con particular interés en Irán--en Harvard.

People magazine lo nombró en algún momento “most elegible Bachelor.” “Sabe el hombre donde nace y no donde va a morir,” ni cómo.