Thursday, July 07, 2011

Ricardo Alegría

Se acabó la alegría fue lo primero que pensé cuando me enteré de la noticia. Luego, pensé en los sobrinos.  Hace años cuando eran todavía adolescentes nos fuimos en excursión por San Juan y nos encontramos con Don Ricardo.  Se lo presentamos a los chicos y yo me tomé foto con él.  EPM, el compañero y colega les habló sobre la importancia de Don Ricardo en la restauración de los edificios del viejo San Juan, vamos en el rescate de San Juan que liderara el maestro.

Incluyo una nota del Ateneo sobre la partida del ilustre Don Ricardo Alegría:

EL ATENEO PUERTORRIQUEÑO
ante el deceso del Maestro Ricardo Alegría
El señor Presidente del Ateneo Puertorriqueño, el Dr. José Milton Soltero, su Junta de Gobierno, sus socios, estudiantes y empleados, quieren dejar expresado su más sentido pésame por la partida del Maestro Ricardo Alegría.

La vinculación del Maestro Alegría a la labor del Ateneo Puertorriqueño es de muchos y productivos años, por lo que su partida nos lleva a ratificar, una vez más, que la misión del Maestro Ramón Emeterio Betances en la forja y defensa de la Nación Puertorriqueña, misión que guía hoy los propósitos del Ateneo, encontró terreno fértil en el corazón de acérrimos ateneístas como el Maestro Alegría.

El Ateneo quiere reconocer que la magna obra de reconstrucción, salvamento y difusión de un Patrimonio Nacional cultural amplísimo, tuvo en el Maestro Alegría su guerrero más potentado. El Maestro Alegría no es sólo un luchador de su siglo. A través de él se prolonga la continua batalla que desde el Siglo 19 se ha peleado  por la construcción de una identidad nacional sólida y de fuertes raíces contra su más aguerrido enemigo que es la disolución de la Nación en una cultura ajena. Labor que el Ateneo comenzó en 1876, y que aún sirve de estímulo a obras como la del Maestro Alegría, quien concibió para esta continuidad, la creación del Instituto de Cultura Puertorriqueña.

Si bien sabíamos de sus padecimientos en esta última etapa de su vida, también sabíamos de sus últimas pasiones, y éstas, que eran compartidas por el Ateneo, iban dirigidas a la defensa del pueblo contra la terrible privatización de sus más caros patrimonios.

El Ateneo celebra la vida y obra de uno de los puertorriqueños más dignos y desprendidos de su pueblo. Y como ya es propio de su propósitos, eventualmente añadir su nombre a esa Galería de Patriotas que honra nuestras luchas por la Identidad y la Cultura Nacional.

No comments: