Saturday, July 22, 2017

¿Pagar o no pagar?

Tan reciente como ayer, GFR Media, que publica los periódicos El Nuevo Día y Primera Hora, además de Índice, acaba de anunciar que habrá de recortar su plantilla de trabajadores. “Estas cesantías responden no solo a los ajustes que debe asumir como parte de los retos que enfrenta la industria y la economía sino que también forma parte de un nuevo modelo atemperado a la evolución del negocio y las audiencias.” Esto, por supuesto, junto a la nueva modalidad que asumió endi.com de exigir que se registre el usuario y cobrar por el acceso a las noticias, ha causado mucho malestar. Para empezar, la mayoría de los lectores interpretan “los ajustes que debe asumir” la empresa como otra forma en la que GFR Media continúa enriqueciéndose a costa del trabajo y sacrificio de los demás. Son muchos los que se dan cuenta que el capitalismo solo cree en ganancias y no les preocupa la calidad de vida de los que ayudan a crear dicho capital, o sea, los empleados. Es cierto, hasta cierto punto, que el interés por las noticias ha caído en picada. Por otra es incuestionable que muchos se resisten a pagar por contenido que pueden obtener en otras partes de manera gratuita. Así que ¿cuál es la estrategia aquí?

En una encuesta que lleve a cabo entre varios amigos, todos lectores, les pregunté que si se subscribían a algún periódico o revista online y solo dos personas (de 8) contestaron que sí. (Una se subscribe al NYT y a The New Yorker; otra a ENDI ). O sea, la mayoría recibe sus noticias gratis o por TV. (Hace tiempo que soy de las pocas personas que conozco personalmente que aun se subscribe al periódico en papel.) Parece que al que le interesa conocer lo que sucede en el mundo, accede a los medios en línea; esto puede ser desde una computadora, tablet, o teléfono, usando chats, Facebook u otros medios. Otra pregunta que les hice a los amigos es si pagarían por el periódico si hubiera la alternativa de pagar para leer sólo los artículos que les interesaran, algo así como a un dólar por artículo. La mayoría dijo que solo si lo necesitaban realmente, para investigar un asunto o por el trabajo. Uno me dijo que pagaría por acceso al periódico completo si pudiera hacerlo un día a la vez, cuando le interesara algo en particular, o sea, igual que si lo comprara en la calle, o si se le garantizaban que no iba a tener anuncios.

Una encuesta que publica Digital News Report, que auspicia Reuters y Oxford, concluyó que de un total de 70,000 usuarios de Internet de varios países que contestaron sus preguntas, los lectores de entre las edades de 25 a 34 años estaban más dispuestos a pagar por contenido digital que los mayores de 34 años. (Todos mis entrevistados eran mayores de 35, excepto una). También encontraron que las personas con tendencias izquierdistas estaban más dispuestas a pagar por las noticias ya que lo veían como una forma de salvar empleos y ver contenido de calidad. En EEUU desde el escándalo de los “fake news” y Trump ha habido un leve aumento en las suscripciones en línea a periódicos establecidos como el New York Times.

Volviendo al caso del periódico local, hay quienes se sienten indignados con que GFR Media, a sabiendas de que es la fuente de noticias más reconocida en el país, trate de controlar el acceso a la información ya que este gesto los deja solo con  El Vocero, que todavía ofrece gratuitamente su diario en línea y en papel. Lo cierto es que el periódico en papel está en crisis y las compañías van a ir liquidándolos poco a poco. Hace quince años el periódico del domingo era enorme. Apenas cabía en el buzón. Hoy el contenido es exiguo y de apenas unas 75-80 páginas, sin contar las revistas.

Ahora, como dice uno de mis entrevistados, al periódico solo le preocupa la cantidad de clicks que obtengan los artículos o los anuncios que cubren sus páginas. En fín que no parece haber mucha lealtad con endi y eso, es importante a la hora de tratar de retener subscriptores o atraer nuevos.

En estos tiempos de crisis, no creo que sean muchos los que se subscriban a endi.com para obtener sus noticias, especialmente si no hay contenido exclusivo, de calidad y de peso (Puedo equivocarme. El tiempo dirá). Afortunadamente todavía existen fuentes confiables como NotiCel que ofrece noticias locales e internacionales gratis y sin boberas.



Por otra parte, me parece que es un buen momento para comenzar a hablarse sobre la importancia de la prensa en un país con aspiraciones democráticas, y sobre las ataduras y compromisos que hacen difícil mantener una prensa libre de presiones políticas o económicas. Si la prensa desea respeto, tiene que darse a respetar y no infligir censuras (como la de Pepito) que ponen en duda sus motivaciones y sus lealtades. En lo que decidimos si pagar o no pagar, debemos evaluar cuánto nos ofrece el medio y cuánto vale su acceso; mientras tanto, las empresas tienen que buscar formas de continuar empleando reporteros, investigadores y columnistas de calibre que nos muevan a comprometernos; tienen que buscar la manera de hacernos creer que lo que ofrecen es realmente atractivo, fidedigno, valioso e imprescindible, preferiblemente sin todo el fluff...