Saturday, December 03, 2016

La naturaleza humana




 ¿Somos los seres humanos inherentemente malvados? ¿O es que nacemos puros, buenos y nos dañamos o nos dañan? Ni filósofos ni sicólogos coinciden en la verdadera naturaleza humana.  Algunos estudios parecen indicar que los humanos como seres sociales, queremos agradar a los demás y ser partes de un grupo o sociedad y por eso tendemos a lo bueno, a compartir, a ayudar. Otros estudios parecen concluir que los humanos queremos sobre todo sobrevivir, y si eso significa eliminar al oponente o al que ponga en peligro nuestra supervivencia, eso hacemos. Ciertamente la historia nos muestra violentos e intolerantes. Me invades, y te ataco. Me pones nervioso y te margino. Eres diferente a mí y te mato.

El cine y la televisión a menudo sirven para que nos pensemos como seres humanos y reflexionemos sobre nuestras motivaciones. Por ejemplo, The Act of Killing es un film que compitió para documental del año en los Oscares de 2013. Para aquellos que no la hayan visto, la película trata de entender las motivaciones de los asesinos quienes ejecutaron a medio millón de comunistas indonesios en los años 60, instigados por el gobierno (que todavía está en el poder). El cineasta Joshua Oppenheimer quien originalmente trató de filmar a los sobrevivientes, pero no pudo ya que estos temían hablar del asunto, optó a sugerencias de las víctimas, por grabar a los asesinos que aun se jactaban de lo que habían hecho. El film gira en torno a las atrocidades de las que participaron dos personajes: Anwar Congo y Herman Koto. No es un documental cómodo para el espectador.  Pero nos obliga a pensar en cómo justificamos la maldad.  En el film, a los asesinos se les “contrataba” para que mataran comunistas porque éstos querían destruir a Indonesia, haciendo cosas como compartiendo las tierras con los pobres, pero muchos no comunistas morían también a manos de los gángsters, como les gusta apodarse. Si algún vecino o comerciante rehusaba pagar el soborno que los asesinos les imponían…porque sí, también morían. No sabemos, cuando terminan las casi dos horas que dura la película, si hay realmente algún cambio en la forma en que se perciben los personajes, (héroes o villanos) aunque sabemos que al Congo lo persiguen sus muertos por las pesadillas que relata. Y al final se le ve algo abatido. ¿Será posible que no acepten nunca que lo que hicieron, exterminar a sus pares por pensar diferente, estuvo mal?

La serie de televisión WestWorld también explora las motivaciones humanas. En el caso de WW, la pregunta es: ¿somos buenos mientras la sociedad nos obliga y tendemos a la violencia cuando sabemos que podemos actuar impunemente? WW basado en una película escrita por Michael Crichton el de Jurassic Park en los 70 es sobre un parque de diversiones en el que los invitados pagan grandes sumas de dinero para jugar al viejo oeste. En este mundo existen los hosts (anfitriones)  y los guests (invitados).  Los hosts son androides que lo único que los distingue de los invitados es que todos los días repiten las mismas historias (narrativas) y diálogos según se les haya programado. Según las reglas del juego, los invitados pueden hacer y deshacer en el parque y los anfitriones están ahí para servirles en lo que les plazca. Muchos invitados motivados por la impunidad, participan de matanzas, violaciones, juegos y todo tipo de aventura sin consecuencias fatales. Esto es hasta que los androides se rebelan…pero ya ahí me desvío del tema.

Lo cierto es que la película de Oppenheimer y WW se parecen en que sugieren que los humanos necesitamos limitaciones, que no nos portamos bien a menos que haya algo, el gobierno o la policía atajándonos.  En el caso de Indonesia, todo se fue al infierno ya que el gobierno auspició los crímenes y la sociedad todavía creyendo la propaganda anticomunista que presenta al comunista como al mismísimo demonio, también los aplaude. No es una conclusión esperanzadora…








Wednesday, November 30, 2016

Una Navidad diferente



Esta Navidad será la primera sin Clara, mi querida suegra.  Y aunque la vida parece continuar sin muchos tropiezos, los días festivos son caldo para la nostalgia. En estos días se alimentan los sentimientos, ya sean buenos o malos, y temo que este va a nutrirnos de muchas emociones y  recuerdos. También será la primera Navidad desde que mami sufrió el derrame.

Cuando mami tuvo su derrame, todos creíamos que sería cuestión de meses y pronto estaría caminando nuevamente. No sé que le pasó, pero en términos motores ha dado para atrás. Mientras estuvo en terapias teníamos esperanzas; ella también las tenía, pero desde que cesaron las terapias—el doctor alega que su condición mental no la ayuda y las del Home Care apoyan la teoría—nos hemos resignado, después de un intento poco exitoso de hacer las terapias sin ayuda, a que ya nunca vuelva a echarse a caminar. Claro que ella todavía dice que puede caminar, y cuenta de los recorridos suyos por el barrio. Casi siempre de noche y llena de barro (but that’s another story).  

Con todo viene lo negativo y lo positivo. Los primeros meses fueron de mucho agotamiento físico pues había que levantarla para bañarla o sacarla a pasear. Ahora tenemos la famosa grúa que hace el grueso del trabajo, pero me parece que el aparato también ha contribuido a su flojera.  Ya no se motiva a tratar de poner los pies en el suelo o hacer fuerzas para sujetar el cuerpo. Antes mal que bien hacía el intento.

Otro resultado de la falta de terapias es que todo lo que logró avanzar para alimentarse y comunicarse también se ha perdido. Ahora, rechaza la comida que no sea molida porque teme ahogarse. A veces me siento culpable porque era más fácil mantener una cierta rutina cuando estaba 24/7 bajo mi cuidado. Ahora son muchas las que la cuidan y todas tenemos nuestro librito con en el que decidimos qué es lo mejor para ella.  No importa que lo anotes o lo comuniques, cada cual hace lo que le parece.  Supongo, que todas tratamos de hacer lo mejor que podemos dentro de nuestras limitaciones y nuestra capacidad para el sacrificio y la compasión. O sea, que hay ventajas y desventajas con eso de tener más de un caretaker—si hasta las que no son hijas, toman sus propias decisiones  y una se siente incómoda de reclamarles porque teme perderlas. De eso no se habla en las páginas de los caretakers. ¿Qué hacer cuando el cuido se comparte con un montón de mujeres cabezonas y opinadas? Es fácil para los hombres, quienes, por lo menos en mi familla, no aportan a su cuidado. Ni emocional, ni física ni económicamente.  Y eso que mami y papi no son indigentes. Aun así el gasto de todo tipo es grande, pero lo peor es verlos desmejorados y uno saberse completamente impotente de mejorar o cambiar sus circunstancias.

¡Y ni hablar de la falta de interés de los médicos que esa lista es larga e incluye no ofrecer apoyo alguno más allá de recetar y examinar expedientes!

Esta Navidad, va a ser definitivamente diferente. Ya no podremos estar todos juntos sin sacrificar que alguna se sienta afectada. Antes era más o menos posible conseguir que mami y papi fueran a otra casa a celebrar. Este año, no hay forma.


Tuesday, November 08, 2016

Voté



Ya fui a votar. Había mucha fila. Se comentaba que era una sola computadora por colegio y eso retrasaba el proceso (y resultó ser cierto, lo de la máquina), pero dentro del colegio había tranquilidad. Y aparente eficiencia. A pesar de que esperamos más de una hora en fila, votar fue relativamente rápido.  Sospecho que la mayoría votaba íntegro porque hasta los que estaban después de mi, ya estaban en fila para introducir su papeleta en la máquina lectora. En la fila una joven universitaria le comentaba a su mamá que su abuela la había amenazado con que si no votaba integro por el PNP no la montaba en la caravana.  Me dio la impresión de que no era la abuela materna, ya que la mamá le dijo, "Tú votas como tú quieras." Yo, entrometida, lo sé, le dije "Si uno fuera a hacer lo que le dicen los abuelos o los padres, no saldría de la casa." La joven me dijo que no sabía votar mixto. La madre dijo "Es que se hace la que no sabe." Yo le creí, a la joven. Le dije que fuera a practicatuvoto.com para que tuviera una idea.  Lo hizo.  Estuvo en la página menos de dos minutos. Attention span problems, I suspect.  Lo cierto es que votó integro.  Estoy convencida.  Eso de que la juventud es la esperanza, es siempre tan relativo.  Algunos serán la esperanza, otros nos llevan directo al vacío.

Yo tenía la esperanza de un renacer electoral.  En una entrada de este blog que titulé Voto mixto 2016 ha recibido muchos visitantes en los últimos días, mas de 400. Pensé que esto marcaba un hito. Hoy las esperanzas se pierden...

Ahora a esperar los resultados.