Friday, February 24, 2017

¿Se puede o no se puede?




Siempre que se ataca a la Universidad de Puerto Rico  aquellos que creemos que son más sus méritos que sus faltas, nos incomodamos. Algunos se tiran a la calle, otros escriben o dan conferencias de prensa, otros se muerden la lengua para no ofender a los contactos sociales que frecuentan y no parecen entender su importancia que para nosotros es obvia.  Hay muchas manifestaciones de este desconsuelo como hay estudiantes, egresados y empleados.

Tanto cariño a veces desemboca en pasión y el entusiasmo en errores. Entre los errores que han cometido en esta ocasión los estudiantes tengo que mencionar dos que han salido a la luz.  La primera es la decisión de los estudiantes de coartarle a la prensa el derecho a informar. No se puede pedir transparencia cuando no estamos dispuestos a ofrecerla. Segundo, es amenazar con atacar al gobernador. Entiendo el disgusto de la líder estudiantil, pero en tiempos de ánimos caldeados y ante las amenazas (obvias en las enmiendas al código penal y el interés en el senado por el "orden y decoro") de volver a imponer una mordaza al derecho de expresión, no hay que avivar la llama. Con esto no digo que no se proteste. Creo en la protesta y en plantear retos, pero hay formas y hay formas.

Otro error, esta vez de parte de la administración, es renunciar antes de que terminara el semestre. Supongo que la Dra. Celestre Freytes tenía buenas razones para no querer aguantar el estrés y la presión que se le estaba ejerciendo para que cortara los dichosos 300 millones. Número que todavía no he leído de dónde lo sacaron, o sea ¿cómo se llegó a esa cifra? Pero los rectores no tenían esa presión ni le debían lealtad alguna a Freytes. Si iban a renunciar tenían que haberlo hecho cuando se fue Walker a quien sí les debían algo de lealtad y en cuya defensa no salió ninguno, por lo menos no recuerdo leer nada.

Y finalmente, ¿cómo es que Nivia Fernández hace declaraciones en la prensa informando que ya casi tiene el borrador recortando los $300m cuando la comunidad universitaria ha declarado en un sinnúmero de foros que no se le puede seguir recortando a la UPR? Los de la Junta deben estar riéndose a carcajadas con toda esta situación. ¿Para que se cerraron los recintos? ¿Para qué los paros y demostraciones? Primero dice que no se puede y después recurre al propio gobierno para justificar que sí se puede. Y después son negocios con el ejecutivo, “a pesar de que el Ejecutivo durante años ha mantenido millonarias deudas con la UPR.” No entiendo que se propone la Presidenta interina.

Seguramente hay formas de recortar el presupuesto que no afecten a los estudiantes ni la oferta académica. Eso lo sabemos todos los que hemos trabajado en ella. Fernández dice que está dispuesta a escuchar sugerencias y propuestas de la comunidad. Pero lo cierto es que ella es interina y no hay forma de asegurar que las propuestas que le lleguen serán atendidas. También es cierto que como botín de guerra que siempre ha sido la UPR para los dos principales partidos, los que están en el poder ya tienen su agenda para la UPR y en el caso de los PNPs, suele ser nefasta.










No comments: