Monday, October 17, 2016

El "gran" debate



No pude comentar sobre el primer debate porque no lo vi. Nada, que se me olvidó. No me disculpo.  No me entusiasma escuchar las mismas promesas vanas de siempre.  Ayer por casualidad prendí el televisor y estaban transmitiendo el segundo debate, “El Gran Debate,” así que me quedé a escuchar y como dice el colega, por lo menos era un debate serio.  Los candidatos estaban preparados y presentando sus propuestas sin usar la estrategia del  me-lo-saqué-de-la-manga productions de Trump. Para nada se parecía al debate tan vergonzoso de los candidatos a presidente, Hillary y Trump. Aquí, en el local, los candidatos, con la excepción de Bernier quien constantemente atacaba la credibilidad de Ricky, estaban enfocados en presentar mal que bien sus propuestas de trabajo. Y los ataques eran dirigidos a las propuestas, no a las personas.

Aquí algunas observaciones triviales. Ricky, quien tiene una voz horrible y le cuesta expresarse con soltura, se creía que estaba en CNN y siempre que le hacían una pregunta se paseaba como pavo real y juntaba las manos como Mr. Burns.  

Butch Patrick en el papel de Eddie Munster
Y se me parecía a Eddie Munster.  I’m sorry.  Es verdad.


Bernier, quien tampoco tiene una voz agradable, se me pareció al gallo Claudio. Y era obvio que para el su único contrincante es RR.


María de Lourdes, con lo guapa e inteligente que es, y esa capacidad insuperable para el discurso, lució beligerante y agresiva. Necesitaba un poco del amiplín que se tomó Hillary Clinton para su debate. No creo que el tono ni los gestos hayan atraído a los indecisos. Y eso, que creo que este es un momento importantísimo para el PIP. De si quedan o no inscritos esta vez depende su futuro. Si se cuelgan otra vez, les conviene cambiar la estrategia. No se puede ir por ahí excluyendo a los demás independentistas, socialistas y nacionalistas si vamos a trascender la colonia.Hay que buscar la forma de atraer a todos los que anhelan la independencia.

Fue interesante ver a Bernabe (quien a mi parecer traía las mejores propuestas) tratando de borrarse el sello de profesor y lucir así tan dandy con su ropita a la moda. En este momento crítico, la debilidad del PPT es alegar que primero hay que tratar los problemas del país y después hablar del estatus. En estos momentos, el estatus SI es un issue y negarlo es estar como el PPD…como el avestruz.

Cidre, es Cidre.

Y la Lúgaro, habla a cien millas por hora pero se maneja muy bien y a pesar de estar siempre combativa, no parecía estar tan impaciente con las expresiones de los demás como la pipiola.

Por cierto, no sé si no oí bien pero me pareció que el único que no creía en renegociar la deuda era Ricky.  Hay dinero para pagarla decía…También parecía el único que no veía que la tarjeta de salud fuera un problema. Supongo que no puede ir por ahí atacando un proyecto de su padre…Los demás proponían un seguro universal de salud. María de Lourdes y Bernabe se oponen tenazmente a la Junta y proponen retarla, y los demás creen que se puede trabajar con ella.

Fue graciosa la insistencia de Bernier en que Ricky sacara su curriculum vitae y la respuesta, a lo Trump, de Ricky diciendo que Bernier estaba atacando a los maestros. Que forma de tergiversar las palabras. Una pena que Bernier no tenga la elocuencia y la astucia de Acevedo Vilá. No pudo atestarle un golpe certero a Ricky, a pesar de que es verdad que no ha dado un tajo ni en defensa propia y que lo que ha hecho es acomodarse primero en la UPR y ahora en el Turabo gracias a sus conexiones, o a las de su padre con esa devoción que le tienen sus seguidores. Supongo que como dice la canción de Shakira, si Dios nos abandona habrá que adorar a Michael Jackson, a Bill Clinton o a Tarzan.

3 comments:

Aleator said...

¿Cidre es Cidre?

elf said...

Je, je. No tengo nada que decir de el. No me impresiona.

Melvin said...

Estas elecciones van a estar bien interesantes.