Monday, September 26, 2016

El círculo vicioso



Le advertía al público Samantha Bee en su programa de anoche Full Frontal que si los votantes demócratas y los independientes votaban por Stein o Johnson (si, los otros candidatos a la presidencia de Estados Unidos que el sistema bipartita no le ha permitido conocer) que se corrían el riesgo de que ganara Trump y entonces todo el país se podía joder. Ella basaba su argumento en la elección de Paul Lepage, el gobernador de Maine que ha resultado ser una perla racista y xenofóbica, pero que ha ganado dos términos consecutivos según Samantha porque el 8% de los votantes no le dieron el voto al candidato demócrata. Hay una falacia lógica aquí y es asumir que el 8% que votó por el (los) candidato(s) independientes en 2010 y en 2014, le hubiese dado el voto, necesariamente, al candidato demócrata.

En Puerto Rico intentan presionarnos con el mismo argumento.  Si no votas popular, estás votando por el PNP. Y yo me pregunto: ¿acaso estamos condenados al juego bipartidista? Cada vez que tiene la posibilidad de que el PNP gane, se les somete a los independentistas e independientes a un chantaje. Pues yo me rehúso a seguir el juego. Las elecciones no son, para la mayoría de nosotros sin conexiones políticas, una carrera en la cual recogeremos el botín al llegar a la meta. Decir que votar por un candidato que pierde es una pérdida de tiempo y esfuerzo no es justo para los que realmente queremos un cambio. Es cierto que no hay grandes satisfacciones en votar por el que sabemos no tiene oportunidad de ganar, pero votar por el menos malo tampoco es una alternativa.

 Este sí es el año en que debemos arriesgarnos

Si un grupo grande de electores vota PIP o PPT es verdad que tal vez los populares pierdan, pero habrá un mensaje claro: queremos un cambio. Yo sé que esto es más bien un pipe dream (un sueño imposible de alcanzar) pero me gustaría pensar que este sí es el año en que debemos arriesgarnos--total que ni Bernier ni Ricky va realmente a gobernar-- y demostrar que estamos hartos de los partidos que se han repartido el botín a lo largo de nuestra historia política y que queremos ver otros, con propuestas nuevas; otros que no nos obliguen a seguir sumidos en este círculo vicioso que nos ha llevado a la crisis económica en la que se encuentra el país hoy.  

No comments: