Monday, August 22, 2016

Series 2016



Hace días que quiero escribir sobre las series que estoy viendo y que recomiendo. Iba a hablar solo de tres: The A Word (Sundance), Braindead (CBS) y The Night of (HBO), pero ahora tengo que añadir otra, Stranger Things (Netflix).

The A Word me recuerda un poco el mundo de Rectify. Ambientada en la ruralía inglesa, es una serie de gente común enfrentada a problemas más o menos comunes.  Lo que sobresale de su vida es que la pareja protagónica tiene un hijo autista. Joe, el niño alrededor del cual gira la trama tiene cinco años y es fan de la música pop. (Hay mucha música en esta serie). Joe suele salir a caminar por las mañanas con sus audífonos puestos, solo y en lo que al espectador le parece una situación extraña y peligrosa pero que los padres y los que conocen al niño toman de lo más normal.  A pesar de que los padres y la familia han notado que Joe es diferente, no es hasta que entra a la escuela que se dan cuenta o por lo menos tienen que enfrentar y asumir su diferencia. Y de esto se trata la serie: cómo asumir la situación sin dañar al niño, la pareja o la familia.

Braindead es una serie hecha para estos tiempos de Trump. Es una comedia/drama cuya trama se desarrolla en Washington, D.C. Y si el título les sirve de algo, pueden adivinar que los que pululan por  la capital americana están, casi todos, braindead. En este caso es debido a una invasión extra-terrestre de unas hormigas que entran por los oídos y se comen el cerebro de sus victimas. Laurel, la protagonista y sus dos amigos (Rochelle, una científica y Gustav, un nerd que cree en las teorías de conspiración y es el que descubre las hormigas) tienen que tratar de detener la plaga de hormigas y protegerse también. Lo gracioso es ver a los políticos afectados por la falta de cerebro embrollarse en debates sin sentido mientras los pocos razonables se quedan perplejos. Por ejemplo, un día tratan de pasar un proyecto de ley sencillo, cambiar el nombre de un quiosco de café. El líder republicano, el maravilloso actor Tony Shaloub (antes Monk) comenta que el nombre suena árabe y que el no ve como se le puede poner ese nombre al quiosco porque la gente va a creer que ellos están a favor de “the Sharia Law.”  El prefiere que se le ponga el nombre de Ronald Reagan. La líder demócrata propone se le ponga el nombre de Emma Goldman y así se deshace en farsa lo que prometía ser un proyecto de fácil aprobación.  Muy creíble, me parece.

The Night of  trata de un joven paquistaní que con tal de llegar a una fiesta toma sin permiso el taxi que su papá comparte con otros dos socios y termina con una chica peligrosa en su auto. Ya pueden imaginar que las cosas no le van a ir bien.  Y termina esa noche arrestado. Un abogado (John Turturro) dedicado a casos menores, ve al joven y sin saber cual es su crimen le ofrece sus servicios. Esa noche se transforma la vida del joven universitario, su familia y también la vida del defensor que hasta ese momento ha sido el hazmerreír de la corte...

Finalmente, Stranger Things. Me la habían recomendado, pero fue esta reseña la que me motivó a verla. Es la única serie que me ha obligado al binge-watching. Pensé que vería un capitulo y si me gustaba la iría viendo poco a poco como acostumbro, pero no se puede.  Cada capitulo te compele a ver el próximo.  No la he terminado pero creo que en la próxima senta’, ahí queda. Como bien decía el escritor cuyo enlace incluí arriba, es un tributo a la televisión y al cine de otra época. Los nenes en la película son una mezcla de los nenes de The Goonies, y los de Stand by me.  Tenemos hasta el chico glotón (comic relief) de los Goonies. La escena en la que los nenes visten a la nena, es alusiva a la escena en la que los nenes disfrazan a ET. Y la música introductoria, una obvia alusión, de la música de los X-Files. Lo que todavía no entiendo es ¿cómo es que contratan  a Mathew Modine y apenas lo dejan actuar ni hablar? Será que su momento aun no llega…Ya veremos. Four down, Four to go.

PD. Terminé Stranger Things.  Aunque pierde algo el ritmo en la segunda parte, y se vuelve hasta un poco predecible sigue siendo una serie interesante y muy habilmente ambientada en la época antes del celular....(AC?)

No comments: