Thursday, October 30, 2014

Libros influyentes 2


La segunda parte de mi columna sobre  los libros influyentes en mi formación ha resultado más difícil de lo que creía inicialmente. El problema es en tratar de reducir los libros/autores y colocarlos en categorías. Tantos libros se agolpan tratando de sobresalir que corro el riesgo de dejar fuera algunos muy importantes e incluir otros que tal vez no lo fueran.  Así que decidí para esta segunda lista incluir los libros que creo, me condujeron a la lectura seria, literaria.  Antes de descubrir estas novelas andaba con la cabeza llena de musarañas.  Leía a Barbara Cartland, Victoria Holt, Corín Tellado y cuanta cómic de Susy, Archie o Fantómas que encontraba en mi camino.  (Las cómics tienen su propio mérito que no voy a a discutir aquí…solo digamos que son imprescindibles, o por lo menos en eso coincido con otras amigas y amigos lectores.)

Fue en la escuela superior que por primera vez leí un libro asignado que realmente me hablaba: La amortajada de Maria Luisa Bombal. No recuerdo porqué aquella novela me atrajo tanto. No la he vuelto a leer, pero creo que me atrajo la idea de estar muerta y poder recapitular la vida como lo hace la protagonista.  En esta novela, la protagonista ve llegar hasta su féretro a todos sus seres queridos y eso le permite narrar su vida desde la relación que tuvo con uno u otro. Esa es una fantasía que se me ocurre debe ser muy común, la de imaginarse uno muerto y ver quienes te lloran.

Luego tengo que incluir a Los hombres del hombre de Eduardo Barrios y Los de abajo de Mariano Azuela. La primera es sobre un hombre que descubre las múltiples facetas de su personalidad y cómo brega con ese despertar de conciencia. Los de abajo es una novela que ridiculiza la revolución mejicana, o por lo  menos así la recuerdo. Un líder derrocaba a otro en un ciclo que parecía infinito y las tropas se arremolinaban bajo la bandera del más fuerte. Ya sentada mí ruta en la buena lectura, leí en esos años a Cien Anos de Soledad. ¡Que sensación tan extraña y a la par tan complaciente!Es realmente una novela única...

En la Universidad leí otras novelas y obras de teatro que me fascinaron y condujeron a otras lecturas y otras ideas sobre la vida: Pedro Páramo de Juan Rulfo, Nada de Carmen Laforet, Corona de Sombras de Usigli, Jude the Obscure de Thomas Hardy, Light in August de William Faulkner, Crimen y castigo de Dostoievski, For Colored Girls de Ntozake Shange's. 

En fin que estas son algunas de las que me vienen a la mente como novelas asignadas que abrieron mis ojos a otra forma de entender la vida...y a apreciar la literatura no solo como forma de entretenimiento sino como detonante para el pensamiento crítico, y como un juego de imágenes que sólo lo logra la redacción cuidada y el respeto a las palabras--porque qué es una novela sino un conjunto de palabras que unidas forman una narración que nos invita a explorarla, disfrutarla y (re)inventarla junto al autor.




2 comments:

Melvin said...

Lei La Amortajada en la escuela superior y me pasó como a ti. Quedé fascinado al punto que la he leido como diez veces y sabrás que siempre encuentro cosas diferentes. La lectura es algo relajante y te ayuda a hacer tu propio "mental picture" de lo que estás leyendo.

elf said...

Hace tiempo que no la leo, pero la recuerdo con cariño especial. Gracias por comentar.