Thursday, July 05, 2012

Breaking Bad...o el encanto de las vacaciones

La serie ha ganado 6 Emmys

La serie de AMC Breaking Bad bien vale la pena. Esta serie relata la historia de Walter White, un frustrado maestro de química que descubre que tiene cáncer del pulmón. Para Walt lo peor de las recientes noticias de su enfermedad, no es lo avanzado que está el cáncer sino el que no pueda proveerle a su familia: una esposa embarazada y un hijo con cerebral palsy. Mientras tanto, su cuñado (Hank) un tipo juguetón, pero jactancioso, a quién el hijo de Walt admira, le cuenta a la familia de sus encuentros con los drogadictos que usan y preparan metanfetaminas (crystal meth). A Walt le interesa sobremanera el dinero que ocupan en las redadas y le pide a Hank que lo lleve la próxima vez que vaya a un stakeout. Cuando los agentes van a investigar una de las casas en las que sospechan que se cocina la droga, Walt (quien ha tenido que quedarse en el carro) ve a un joven, Jesse, escapándose por una ventana.  Este momento une sus vidas de aquí en adelante. Walt perfecciona la receta del cristal meth de Jesse (un cocinero y vendedor de poca monta) y la convierte en la favorita de la calle.  Esto por supuesto no viene libre de problemas.  Todo se complica mientras que el maestro descubre los intersticios del bajo mundo y su vida personal/familiar se deshace.

En Breaking Bad, a pesar de que Walt jamás prueba la droga que produce (o cocina), igual sufre los embates de la misma. En el décimo episodio de la tercera temporada, (http://www.amctv.com/shows/breaking-bad/episodes/season-3/fly) Walt se enfrasca en una lucha obsesiva y demente con una mosca. Este episodio es por cierto sumamente bueno—el mejor a mi parecer.  Primero lo vemos obsesionado de forma desquiciada con eliminar al bicho y cuando Jesse le reclama, trata de racionalizar su locura diciendo que la mosca es un contaminante que puede dañar el lote. Jesse, le pregunta si ha estado usando la droga, y el público se da cuenta del efecto devastador de la droga en la psiquis del maestro. Walt se siente atrapado por la droga.  Trata de entender cómo fue que se fue hundiendo en ese mundo y de determinar el momento preciso en que debió retirarse. 

Según he leído, (http://es.wikipedia.org/wiki/Metanfetamina) los adictos a la meth, sienten un high tan fuerte que pueden permanecer despiertos durante varios días. La droga es tan potente que bloquea las señales de hambre, sueño o fatiga y a menudo produce paranoia.  Jesse, un adicto en rehab reconoce estas señales en Walt. Y trata de sedarlo para que puedan cumplir con el pedido que tienen pendientes. Walt se reconoce vencido por la droga que lo ha hecho un hombre sumamente rico, rico más allá de sus sueños, pero que lo ha privado de su familia—su esposa le ha pedido el divorcio—de su seguridad (unos matones lo han tratado de matar) y de su libertad (le debe su vida al jefe de los narcos).

Nada que por ahí viene la quinta temporada. Los adictos a ella estamos atentos.


Cita: “The universe is random. It's not inevitable. It's simple chaos. It's subatomic particles in endless, aimless collision. That's what science teaches us, but what is this saying? What is it telling us, when on the very night that this man's daughter dies, it's me who's having a drink with him? How can that be random?” (Walter White)

“El universo es aleatorio. No es inevitable. Es sencillamente caótico. Son partículas subatómicas en colisión constante y sin objetivo. Eso es lo que la ciencia nos enseña, ¿pero qué quiere decir esto? ¿Qué quiere decir cuando en la misma noche en que la hija de este hombre muere, estoy yo tomándome un trago con él? ¿Cómo puede ser eso mera casualidad?”

3 comments:

jj said...

De verdad que te la has vivido. Trataré de ver aunque sea un episodio para que se me pegue tu entusiasmo.

elf said...

JJ:

Nada, que no he hablado de otros temas que se tocan en la serie que me parece que los autores tratan de denunciar como la falta de un sistema de salud que trate a los enfermos sin adeudar a las familias. Si la ves, tenemos temas de más de que hablar.

Gracias por comentar.

Anonymous said...

Una pena que DISH ya no tiene a AMC.