Thursday, June 22, 2017

Los servicios esenciales

Al parecer al señor gobernador se le hace difícil decidir (o definir) cuáles son los servicios esenciales. Así que en un gesto noble y en aras del servicio público, lo vamos a ayudar. Según entendemos lo esencial, entiéndase aquello de lo que no podemos prescindir, es básicamente el oxígeno, el agua, la comida y, si somos ambiciosos, un techo que nos cobije. Por lo tanto, si fuéramos a ir a lo realmente fundamental, diríamos que de los servicios esenciales que ofrece el gobierno están la Autoridad de Acueductos y Acantilados, el Departamento de Agricultura y el Departamento de la Vivienda, y ya que apoya el trabajo de los anteriores La Autoridad de Energía Eléctrica.

Sin embargo, cuando se habla de servicios esenciales en el gobierno se piensa en aquellos que deberían proveerse para propiciar el sano convivir y lograr la salud física, mental y económica de sus constituyentes. Aquí pareciera complicarse la cosa pero no. Según el psicólogo y humanista, Alexander Maslow además de las necesidades básicas que tiene el ser humano para sobrevivir (o sea las arriba mencionadas), existen otras necesidades que deben satisfacerse para que una persona se sienta totalmente realizada.
Según su pirámide de necesidades—la cual ha sido modificada por otros psicólogos pero que sigue igual en lo básico—Maslow propuso que después de haber satisfecho las necesidades fisiológicas, las personas necesitan sentirse seguras. Aquí se incluye no solamente la seguridad física sino la sicológica. O sea, tener una vivienda, tener empleo, tener salud. Por lo tanto, el gobierno debe proveer servicios de seguridad (la policía y justicia), empleo, (Departamento del Trabajo), y servicios de salud (hospitales).

Creo que ya podemos ir elaborando un plan, señor gobernador.

Otra cosa que motiva a los seres humanos es la posibilidad de mejorar su condición económica. Y aquí entra ese elemento esencial que el gobierno de turno ha querido minar para no decir eliminar. A menos que se venga de una familia adinerada, o se tenga suerte e imaginación inusitada, la mayoría de las personas acceden a la seguridad económica a través de la educación. Por lo que otro servicio esencial lo ofrecen el Departamento de Educación y la Universidad de Puerto Rico. No quiere decirse con esto que otras dependencias del gobierno como Carreteras, CRIM y Hacienda no sean importantes, pero si tenemos que escoger, es evidente que las que menos deben afectarse son las mencionadas anteriormente, o sea, las esenciales. Si hay que decidir a quien NO cortarle la cabeza, me parece obvio: la seguridad, la salud, la educación. Después de todo, la Junta (JSF) lo que busca es que sea el gobierno el que decida a quién recortarle el presupuesto y no ella. Por supuesto que determinar cuáles son los servicios esenciales es relativamente fácil. Lo que requiere tacto, es anunciar a quiénes se le va a dar prioridad. Después de todo cuando se accede a cualquier puesto de poder se adquieren compromisos de diversas clases, se hacen promesas, se trastocan ideales, se pone en juego la integridad…pero alguien tiene que ponerle el cascabel al gato.

Atrévase señor gobernador; hágalo.

4 comments:

Ivonne Acosta Lespier said...

Buenísima entrada y brillante el uso de Maslow y su pirámide.
Sugiero la copies en forma de mensaje y la envíes por email a La Fortaleza.

elf said...

Gracias, Ivonne. Lo tendré en cuenta.

Melvin said...

Sugiero lo mismo que Ivonne, pero tambien hazlo llegar a las redes sociales y a la prensa escrita.

jj said...

Muy buena aportación, te felicito.