Saturday, December 03, 2016

La naturaleza humana




 ¿Somos los seres humanos inherentemente malvados? ¿O es que nacemos puros, buenos y nos dañamos o nos dañan? Ni filósofos ni sicólogos coinciden en la verdadera naturaleza humana.  Algunos estudios parecen indicar que los humanos como seres sociales, queremos agradar a los demás y ser partes de un grupo o sociedad y por eso tendemos a lo bueno, a compartir, a ayudar. Otros estudios parecen concluir que los humanos queremos sobre todo sobrevivir, y si eso significa eliminar al oponente o al que ponga en peligro nuestra supervivencia, eso hacemos. Ciertamente la historia nos muestra violentos e intolerantes. Me invades, y te ataco. Me pones nervioso y te margino. Eres diferente a mí y te mato.

El cine y la televisión a menudo sirven para que nos pensemos como seres humanos y reflexionemos sobre nuestras motivaciones. Por ejemplo, The Act of Killing es un film que compitió para documental del año en los Oscares de 2013. Para aquellos que no la hayan visto, la película trata de entender las motivaciones de los asesinos quienes ejecutaron a medio millón de comunistas indonesios en los años 60, instigados por el gobierno (que todavía está en el poder). El cineasta Joshua Oppenheimer quien originalmente trató de filmar a los sobrevivientes, pero no pudo ya que estos temían hablar del asunto, optó a sugerencias de las víctimas, por grabar a los asesinos que aun se jactaban de lo que habían hecho. El film gira en torno a las atrocidades de las que participaron dos personajes: Anwar Congo y Herman Koto. No es un documental cómodo para el espectador.  Pero nos obliga a pensar en cómo justificamos la maldad.  En el film, a los asesinos se les “contrataba” para que mataran comunistas porque éstos querían destruir a Indonesia, haciendo cosas como compartiendo las tierras con los pobres, pero muchos no comunistas morían también a manos de los gángsters, como les gusta apodarse. Si algún vecino o comerciante rehusaba pagar el soborno que los asesinos les imponían…porque sí, también morían. No sabemos, cuando terminan las casi dos horas que dura la película, si hay realmente algún cambio en la forma en que se perciben los personajes, (héroes o villanos) aunque sabemos que al Congo lo persiguen sus muertos por las pesadillas que relata. Y al final se le ve algo abatido. ¿Será posible que no acepten nunca que lo que hicieron, exterminar a sus pares por pensar diferente, estuvo mal?

La serie de televisión WestWorld también explora las motivaciones humanas. En el caso de WW, la pregunta es: ¿somos buenos mientras la sociedad nos obliga y tendemos a la violencia cuando sabemos que podemos actuar impunemente? WW basado en una película escrita por Michael Crichton el de Jurassic Park en los 70 es sobre un parque de diversiones en el que los invitados pagan grandes sumas de dinero para jugar al viejo oeste. En este mundo existen los hosts (anfitriones)  y los guests (invitados).  Los hosts son androides que lo único que los distingue de los invitados es que todos los días repiten las mismas historias (narrativas) y diálogos según se les haya programado. Según las reglas del juego, los invitados pueden hacer y deshacer en el parque y los anfitriones están ahí para servirles en lo que les plazca. Muchos invitados motivados por la impunidad, participan de matanzas, violaciones, juegos y todo tipo de aventura sin consecuencias fatales. Esto es hasta que los androides se rebelan…pero ya ahí me desvío del tema.

Lo cierto es que la película de Oppenheimer y WW se parecen en que sugieren que los humanos necesitamos limitaciones, que no nos portamos bien a menos que haya algo, el gobierno o la policía atajándonos.  En el caso de Indonesia, todo se fue al infierno ya que el gobierno auspició los crímenes y la sociedad todavía creyendo la propaganda anticomunista que presenta al comunista como al mismísimo demonio, también los aplaude. No es una conclusión esperanzadora…








No comments: