Wednesday, June 24, 2015

De paseo por la isla

Algún tiempo atrás Ana Lydia Vega escribió una columna en la que hablaba de cómo tener visitas de otros lares nos obligaba a redescubrir el país. En nuestro caso hemos tenido visita recurrente (habían ido al Morro y al Yunque en visitas anteriores) y hemos tenido que recurrir a parajes guardados en el “bucket list”.  Algunos de esos lugares sin explorar eran cerquita de casa pero por una razón u otra seguían ahí, sin que nos animáramos a explorarlos. Con motivo de la visita de unos queridos amigos de California, nos dispusimos a recorrer la isla. Aquí entonces hago un resumen del recorrido:

Día 1: Recoger amigos del aeropuerto. Almuerzo en Manolín’s (espacio obligado de comida criolla); postre y café en Casa Cortés. Ambos fueron un éxito.  Casa Cortés ha ampliado el menú desde la ultima vez que estuvimos, pero sólo comimos de los deliciosos postres y café. Visita a la Tertulia y caminata obligada por Paseo de la Princesa. Esa noche llegamos a casa y no había electricidad…Sandwiches fríos de cena.

Día 2: Día de descanso y “cocktails” junto a la piscina. Almuerzo: croque madame. Cena: boef bourguignon. Mi chef es excelente…

Día 3: Compartir en casa con hijos y amigos. Menú: Cocktails: margaritas de tamarindo; cena: Salmón con “scalloped potatoes,” espárragos  y vino blanco. Postre, mantecado de vainilla con aceite balsámico…

Día 4: Desayuno en restaurante Cravings de Aguadilla (muy bueno). Visita a Casa Labadí (Palacete de los Moreau). La casa es impresionante y te permiten caminarla sin restricciones, pero necesita de cuidados. A pesar de que había empleados por el área, nadie parecía estar trabajando realmente, solo dos chicas haciendo algún tipo de inventario… Nadie nos recibió ni ofreció guiarnos por la casa. La biblioteca está llena de libros descartados que deberían donarse o hasta ofrecer a los visitantes. Luego caminamos por la siempre hermosa playa de Guajataca y el Túnel.

Día 5: Casa Pueblo en Adjuntas. Siempre es un gusto, especialmente por el entusiasmo de los voluntarios. Don Alexis nos saludó y contestó algunas preguntas. Nos unimos a una excursión por El Bosque Escuela La Olimpia. Impresionante. Gracias a nuestra guía. Salimos hambrientos (ya como a las 2:30) a almorzar en el Original de Guigui. Comimos chuletas can can, mofongo, carne frita, tostones,… mucha, mucha comida. Aunque es un sitio bastante rústico, el servicio allí es muy bueno; ya descansados tuvimos una noche de película: “Night Crawler.” Conclusión: tres estrellas.

Día 6: Viaje hasta Luquillo. Nos quedamos en un apartamento que alquilamos a través de airbnb. Bastante complacidos con el lugar caminamos por la playa, y visitamos los quioscos. El mejor: El Yareh con alcapurrias de yuca frescas y servicio excelente. Jugamos Guerra de los sexos…Cena en La Hacienda Carabalí, bonito, bueno pero un poco caro.

Día 7: Paseo por el Jardín Botánico de Caguas que es, dicho sea de paso, mucho más grande de los que suponíamos; de regreso a Luquillo almuerzo en un BBQ (no recuerdo nombre), tragos en los quioscos, juego de Scrabble en terraza del apartamento en Luquillo.

Día 8: Los amigos alquilan auto para continuar su ruta con otros viajeros. Despedida.


Día 9: Recuperarse y añorar.

2 comments:

Elba Iris Pérez, Ph.D. said...

Los guías turísticos se botaron escogiendo los mejores lugares. He compartido este blog con personas que irán para Puerto Rico pronto. ¡Pena que no van a saber donde encontrar al "chef" tuyo!

elf said...

Ja, ja, ja. Pero tu sí sabes...te esperamos.