Friday, May 01, 2015

las calenturas de mayo...



Estamos a 1ero de mayo y ya se perfila el mes, sino el verano, como uno bastante caliente. Ya hemos visto varias alzas en temperatura y no es solo en la isla. Justo hoy en El Nuevo Día aparece la noticia de cómo una mancha de agua caliente en las aguas del Pacifico ha obligado a las focas (más bien sus crías) a buscar fuentes de alimento en las costas de San Francisco. (Ciencia, p. 65) Y mientras los residentes de San Juan, y otras áreas invisibles—léase el resto de la isla-- malgastan el agua lavando carros y aceras en tiempos de sequía, la noticia más caliente que nos preocupa es de índole política-económica.

Resulta que el gobernador no ha conseguido que la legislatura apoye su reforma contributiva que iba estrechamente ligada a la imposición de un IVA del 16%. García Padilla está rabioso con los “disidentes” que le han votado en contra. Su frustración es visible. Y no es para menos. El pobre no ha dado pie con bola. Ninguna de sus estrategias para enderezar la precaria condición financiera del país le ha resultado.  El pueblo, o por lo menos la percepción del pueblo, es que las cosas han empeorado. Yo, por lo menos, no le echo toda la culpa al gobierno actual—aunque tampoco está exento de culpa. Sin embargo, AGP tenía que haber previsto cuando se lanzó a la carrera que esto no iba ser fácil. Cualquiera que aspire a la gobernación y tenga como meta realmente mejorar la situación económica del país, tienen que ser un megalómano o un superhéroe. No me imagino la cantidad de entuertos que hay que enderezar a diario. Y ni hablar de todas las fotos que hay que tomarse y las sonrisas que hay que prodigar y las conversaciones vacuas que tiene que soportar… (IAL decía que no podría correr para un puesto político porque no tendría la paciencia para besar tanto bebé que le ponen delante a uno…) En fin, que no es fácil.

Pero bueno, aceptaste el rollo y ahora ¿qué?

No puedo hablar del IVA porque al igual que la mayoría de nuestros legisladores, no lo entiendo del todo. En la página del Departamento de Hacienda definen el IVA como un impuesto a lo que consumes y no a tus ingresos. Esa definición no nos sirve para nada ya que así nos vendieron el IVU. Cuando se impuso el IVU en el 2006, nos aseguraron que esta reforma nos salvaría del caos. Todos iban a pagar impuestos y la clase trabajadora dejaría de cargar sobre sus hombros al país. Si hasta la economía subterránea iba a pagar…Nueve años después estamos peor de lo que empezamos. No sabemos qué hicieron con los recaudos del IVU, pero lo que sí es cierto es que no todos pagan el IVU, y algunos que lo cobran tampoco lo reportan. Y es que como bien dice el dicho popular “el que hace la ley, hace la trampa.”

Y es que dentro de la semilla de la Reforma viene engranada la forma de subvertirla.

Así que... ¿qué hacer? Lo ideal sería que el gobierno considerara todas las sugerencias que han hecho diversos grupos, desde los economistas hasta los sindicalistas.  Y se sentara seriamente a ponderarlas.  No es dejarlos hablar y asentir con la cabeza, mientras en la mente se elucubran formas de rebatir sus propuestas.  Lo que me parece que podría funcionar es hacer como hacen los detectives en televisión, poner todas las propuestas en un tablón de edictos (bulletin board) y analizarlos. Ver las que se parecen, las que se contradicen, las viables, y las que habría que descartar. Así tal vez, se logre una Reforma realmente participativa que satisfaga a la mayoría. Ninguna reforma va a satisfacer a todos, pero me parece que en un análisis serio de todas las propuestas está el secreto de una verdadera Reforma democrática.

Veamos. Un llamado que hacen muchos sectores es a eliminar los subsidios, que son en su mayoría regalos que se hacen a diversos grupos para favorecer sus votos. (Y no digo que solo a los pobres. Hay subsidios corporativos que son un verdadero escándalo) También eliminar las amnistías y hacer valer las múltiples leyes que regulan el pago de  multas, el pago de contribuciones, etc. Claro que para hacer cumplir las leyes hay que fortalecer a las agencias concernidas: la Policía, Hacienda y la Judicatura. Para empezar, tendríamos que aumentar el número de policías (y sus sueldos), aumentar el numero de investigadores en Hacienda, y aumentar el numero de abogados /jueces que atienden estos casos. Otra propuesta es aumentar el impuesto a las multinacionales-- aunque si les quitamos los subsidios ya resolvemos parte del problema. ¿Sabía que Walmart y Walgreens reciben subsidios para contratar personal? Vea reportaje: http://periodismoinvestigativo.com/2014/02/walmart-puerto-rico-se-expande-con-ayuda-del-gobierno-pide-millones-en-fondos/

En fin, creo que he expuesto mi tesis y ya me extiendo demasiado...

No comments: