Tuesday, April 15, 2014

Eclipses y planillas



No fui de las afortunadas que recordó salir a ver el eclipse lunar.  Los que lo vieron quedaron impresionados.  Algunos alegan que se veía roja como la sangre; otros que era de tonos tierra y hay hasta quien la vio amarilla. Yo estuve durmiendo.  No la ví, excepto en fotos. Ahora que el sueño no llega tan rápido ni tan abundante, todo sueño hay que aprovecharlo. Hay una anécdota en la familia de mi marido que cuenta de una tía que llegaba a la casa a visitar y se quedaba dormida, siempre.  Ahora yo soy esa tía excéntrica que se duerme en casa de mi suegra. No sé porqué.  Creo que es un poco la hora, entre 2 y 4 de la tarde, el calor y también las conversaciones.  Invariablemente, la conversación gira en torno a cosas en las que no puedo participar ya que son gentes que no conozco o de las que no me interesa opinar.  Por lo menos, esa es mi excusa.  Lo cierto es que me entra una pesadez increíble y aunque lucho, no lo puedo evitar.  Los párpados se me ponen pesados y ahí voy, rindiéndome al sueño.

Tampoco soy de las que entregó la planilla tarde.  No creo haberlo hecho nunca; entregar tarde, digo. Este año como estuvimos de viaje la llenamos un poco más tarde que de costumbre pero ya el lunes 7 estaba el colega en fila para entregarla—aunque el dice que realmente esperó tal vez quince minutos. Supongo que los que optan por entregar tarde tienen sus razones.  Hay quien dice que no le va a adelantar su dinero al gobierno.  (Sí, el gobierno ese enemigo que nos hostiga y roba—triste, pero así lo vemos). Otros que no van a pagar sino que les van a devolver, no entiendo porque lo hacen. Yo prefiero salir de eso. Evitarme el estrés de pensar en llenarla y luego en la fila en la colecturía.  Siempre pedimos una copia certificada—costumbre adquirida en la época en que teníamos que tenerla a mano para cuestiones escolares. Así que la fila hay que hacerla. Me pegunto ¿cuántos de los y las que lo dejaron para hoy pudieron quedarse a ver el eclipse? ¿O vieron el fenómeno precisamente porque no podían conciliar el sueño por estar pensando en la planilla, en lo que iban a pagar, o en cuándo les llegaría el reintegro?

No comments: