Sunday, August 29, 2010

El Desamor

Se acaba el amor por todas partes y uno se pregunta ¿qué puede hacer? y ¿cómo contenerlo? Siempre he pensado que las relaciones personales son como las relaciones internacionales.  Te encuentras con una persona, la conoces, te agrada, pero realmente no la entiendes del todo.  A pesar de la atracción puede que no hablen el mismo idioma o no adoren al mismo dios. Y entonces vienen las negociaciones.  Si las negociaciones fallan, se muere el amor y hasta puede desencadenarse una guerra. Si las culturas no lograron nunca entenderse o ceder, pues no hay paso atrás. Sigue el desamor a todo trote.

Hay parejas que logran romper las barreras.  Aunque se hayan encontrado de forma precipitada y accidentada, dando tumbos a ciegas, tienen la generosidad y paciencia necesaria para reconstituirse y re-empezar, en limpio, sin rencores ni recriminaciones. No he visto muchas de esa clase.  Las más se reconcilian no por ellos sino por los hijos, por apatía, o por conveniencia. Luego los hijos se van y se miran y preguntan, ¿qué hago en esta relación? ¿A donde se han ido mis mejores días?


Al principio todo es bueno. Hay novedad y descubrimiento, luego es que viene el hastío. La relación que era tormentosa, se vuelve hostil. La que era sosegada, se vuelve aburrida. Aunque sea una frase trillada, resulta que en verdad el amor precisa de cultivo y cuidados.

No comments: