Monday, May 24, 2010

¿A quién responde la Junta de Síndicos?

La presidenta de la Junta de Síndicos de la UPR Ygrí Rivera ha hecho dos declaraciones recientes que revelan el problema más grande que tiene la Universidad pública. Después de que el claustro de los once recintos reunido en Cayey le pidiera la renuncia ella declaró que “para mí eso no tiene ningún tipo de validez, ningún tipo de fuerza, ninguna importancia. Eso no tiene ningún impacto en la negociación, ni siquiera un impacto en mí. Ellos no me nombraron….” Con estas expresiones Rivera, prueba que su lealtad no está con la facultad, y ni siquiera con la Universidad sino con quien la nombró, el señor gobernador. Hoy, en las fallidas negociaciones con los estudiantes vuelve a comentar airada que los estudiantes pretenden (¡qué descaro!) “mantener un cogobierno del sistema universitario y establecer estructuras paralelas que no están contempladas dentro de la ley universitaria”.

Estas declaraciones ponen de manifiesto el problema de fondo en este conflicto: La Junta de Síndicos no responde a sus constituyentes o clientes sino a elementos externos a ella. En una Universidad realmente autónoma serían los universitarios los que nombrarían a la Junta de Síndicos, no el gobernador de turno quien al apropiarse ese privilegio obliga a sus nominados a doblegarse a una visión político-partidista frecuentemente ajena a la Universidad. Los estudiantes procuran un cogobierno porque el que existe les ha fallado.

Es tiempo de una verdadera Reforma Universitaria, pero no una conducida tras bastidores sino una que cuente con la participación de todos los sectores de la Universidad. La última vez que se intentó este proyecto (1993-1995) se engavetó porque no se logró armonizar la propuesta de los síndicos con la de los estudiantes y con la de la facultad, y a la vez, satisfacer a los políticos. Tal vez si nos dejaran ser realmente autónomos, otro sería el cantar.

1 comment:

ivette said...

reforma universitaria o cogobierno, el título o cómo se llame el cambio no es lo importante, el cambio tiene que ser YA! en forma organizada, seria y que segure un futuro prospero y intelectual-No político!