Thursday, March 22, 2012

Sobre el voto electrónico



Tal como alega el señor gobernador estamos atrás en lo del voto electrónico.  Sin embargo, debemos andar cautelosos.  Utilizar una computadora para emitir o calcular los votos no es la panacea a todos nuestros males electorales.  El voto electrónico podría también prestarse para el fraude.  En las elecciones estadounidenses del 2000 según alegan varias fuentes, se alteraron las papeletas y las mismas computadoras para favorecer al entonces candidato republicano. Otro problema que hubo fue que se les negó acceso a un grupo de electores y se destruyeron papeletas; o sea, sucedió lo mismo que puede suceder con papel y lápiz. Porque si bien es cierto que las máquinas son objetivas quienes las configuran no lo son.

Para no olvidar, volvamos a las elecciones del 1980 en las que Romero Barceló se autoproclamó gobernador aunque pasaron meses antes de que se certificara oficialmente un ganador. Supuestamente, la supercomputadora del CEE había sufrido un desperfecto.

Y ni hablar de la cantidad de personas que, aunque parezca increíble, nunca han utilizado una computadora.  Es más sé por experiencia en el salón de clases, que no todo el mundo entiende el concepto de la hoja de Scantron, o la de llenar bolitas con un lápiz en una hoja especial que luego leerá una máquina.

Me parece que pudo haberse probado el voto electrónico en las elecciones republicanas en la isla.  La muestra hubiese sido suficiente para validarlas y probar su efectividad. La oportunidad se perdió.  Dudo que en el clima de suspicacia y desconfianza que existe entre el electorado hoy, pueda usarse tan pronto como en las elecciones del 2012. Los que hablan con desprecio de la idea de continuar contando palitos, deberían proponer transparencia en las subastas a las compañías que nos venderán las computadoras, comenzar una campaña de educación a los electores para que todos puedan ejercer su derecho al voto, y mantener los lápices afilados por si acaso cuando estén emitiendo su voto, se va otra vez la luz.

No comments: