Saturday, April 04, 2015

El Tendedero



Entre la imagen y la palabra: El Tendedero

En la Universidad de Puerto Rico en Arecibo, con motivo del V Congreso Internacional "Escritura, Individuo y Sociedad en España, las Américas y Puerto Rico," que se llevó a cabo del 18 al 20 de marzo de 2015, se exhibe El Tendedero. Esta instalación artística estará disponible para el disfrute del público general hasta la semana que viene en la Sala de Exposiciones de la Biblioteca. La instalación, que incluye fotografías y poemas, es obra de las artistas Hildamar Vilá y Jane Alberdeston, ambas profesoras del recinto. El profesor Fernando Medina fungió como productor del evento.

La idea de fundir la palabra con la imagen no es nueva, pero el concepto que consiste en colgar las imágenes y las palabras en un tendero de ropas, sí lo es.  Dice Hilda que el propósito del trabajo es “recrear, utilizando el recurso de la instalación artística, un pequeño espacio para explorar la relación entre la imagen fotográfica y la palabra poética, reconociendo la necesidad del vacío y del silencio en todo proceso humano y creativo.”  Lo que verán es el intento de las artistas y su productor por reproducir lo que podría ser el tenderete de cualquier patio.  Dos mamparas ayudan a sostener la cuerda en la que las fotos magistrales de Hilda son colgadas junto a las palabras de Jane. Hay grama artificial sobre el suelo, una canasta con papeles, pinches de ropa, un tendedero pequeño que pide “saca tus trapos al sol” y hasta una verja para conversar con la vecina. 

Las artistas llevan meses planificando el evento.  Hilda tomó las fotos, las compartió con Jane y la poeta se inspiró en las imágenes para crear sus poemas que son íntimos y perceptivos. Están escritos en el lenguaje elegante y seductor que la caracteriza y, en suma, son bellos. Los poemas en su mayoría están escritos en inglés, el idioma con el que Jane logra sus metáforas e imágenes más efectivas, pero hay algunos en español, una lengua con la que la poeta intenta apropiarse de la isla que, a pesar de llevar ya algunos años radicada en la isla, la siente aun ajena. Algunos poemas pueden incluirse en la categoría de lo que se llama en inglés “concrete poems”. Este tipo de poema se caracteriza por hacer una representación visual en el papel con los versos de manera que tengan un efecto adicional sobre el lector.  En el caso de los poemas de Jane las palabras están dispuestas en la página de forma artística, juega con las letras y utiliza un font que simula la letra cursiva. Algunos poemas sirven para ampliar y hacer más vivida las imágenes captadas por el lente de Hilda, quien a pesar de su renuencia a llamarse fotógrafa, es una artista de la luneta de cristal.

Para este tenderete, Hilda escogió de entre varias fotografías de su portafolio.  Unas son del hielo, unas incluyen elementos de la naturaleza y otras del cuerpo —el suyo, sospechamos. Las fotos del hielo (incluyo muestra abajo) son conmovedoras.  Reproducen el frío de manera real y capturan los matices de azul de forma impactante. Las de la naturaleza tienen una sensibilidad clara, prístina y todas demuestran el interés que tiene Hilda por experimentar con el lente y las posibilidades que provee. Las del cuerpo son fantasmagóricas, sugieren sin realmente revelar nada específico.

El experimento de estas artistas ha tenido muy buena acogida que se evidencia por los múltiples mensajes e intentos de poemas que dejaron los visitantes y que también han colgado del tendedero más pequeño provisto para ese fin y de la verja —de forma espontánea según me cuenta Hilda. En resumen, es una colección ecléctica y hermosa, una instalación que sorprende y deleita.

Como bono para el que visite la instalación también en la Sala pueden verse--en la pared de la derecha--unas pinturas de Carmelo Sobrino.

Aquí algunas imágenes de la instalación:


Vista parcial del Tendero

  La yuxtaposición de la imagen y la palabra
Del hielo

Notas y poemas
espejos