Sunday, August 19, 2012

El referéndum


Es la primera vez en mis años como electora que trabajo en un colegio como funcionaría. Esta vez me motivó el vacío que iba a dejar el PPD al no tomar una postura oficial sobre las enmiendas que proponía este referéndum.  Trabajé como representante del PPT (Partido del Pueblo Trabajador) y tengo que agradecerles esta oportunidad. A continuación voy a exponer mi experiencia como funcionaria.

Como rookie en estos menesteres, me había leído las instrucciones de cómo proceder no menos de diez veces.  No quería que me acusaran de no saber como se manejaba la cosa, o de no tomar las cosas con la seriedad que ameritaba. Para mi sorpresa, cuando llegué a la Unidad a la que fui asignada, me recibieron dos miembros de la Junta de Unidad que parecían estar sorprendidas de mi comparecencia allí. Cuando les dije que venía a trabajar donde no hubiera representación del NO, una de ellas, la encargada, me aseguró en tono altanero que bajo su cuidado todo se hacía dentro de la ley, o algo por el estilo.  Parecía herida de que yo o cualquiera pensara que los del sí (léase PNPs) no fueran capaces de trabajar sin fiscalización. (Aquí suspiro).

Entonces fui hasta la mesa en donde ya se congregaban los funcionarios del sí y me presenté. A pesar de que era obvio que los azules predominaban, yo me aseguré de ser visible y no dejarme amedrentar.  Al rato llegó uno del PIP que se movió para el colegio 2 y un popular que llegó como observador que tampoco fue bien recibido.

Se procedió entonces a abrir “el maletín” que contenía los documentos oficiales. Nada de lo que decía en el ppt sobre cómo proceder se siguió allí (Javier, me robaste los chavos).  Allí se usó  el uso y costumbre.  Yo, para no levantar ronchas, me dejé llevar, pero fue muy interesante.  No parecía que hubiesen asistido a los adiestramientos y si lo hicieron, no les hicieron caso, o tal vez pensaban que no les aplicaba. Nada de sincronizar relojes, nada de llenar la hoja de incidencias, nada de mostrarnos las identificaciones unos a los otros.  Ni siquiera las miembros de la Junta de Unidad se preocupaban por esas menudencias. Una hasta nos dijo que las hojas dañadas se tachaban horizontalmente y yo tuve que decir que no que era verticalmente. No sabían cuando usar los bolígrafos rojos y cuando usar los negros.  (De verdad que las instrucciones pretenden hacer el trabajo más fácil y metódico.  Y yo que siempre soy anarquista para esas cosas, extrañaba la formalidad de los procesos, pero bueno).

Ah y me iba a caer de fondillo cuando antes de abrir el colegio a los votantes, una de las funcionarias, hizo un llamado a la oración. Quería protestar, pero a los demás le pareció de lo más normal.  Yo caminé hacia la puerta—no me pensaba prestar para esa obvia violación de la separación de iglesia y estado--pero los demás “se unieron en oración”. WOW.

Otra cosa interesante es como se abrogaba la compañera que estaba al lado de la urna del derecho de depositarles las papeletas a los electores. Tengo que admitir que a la mayoría no parecía importarles, pero hubo quien se resistió y yo acá lo celebraba.  Cuando me tocó sustituirla en la urna, ella protestó porque yo dejé que los electores echaran las papeletas y la urna se atascó.  Yo le dije, que creía en el “voter empowerment.” Digo y así se lo expliqué, los electores tienen que doblar sus propias papeletas y depositarlas en las urnas para que se sientan dueños de su voto.  Algo en eso de ser maestra, supongo.

Hubo también alguna fricción con los electores que querían votar delante de los demás.  Yo no me opongo, y creo que ese es el derecho de cada elector, pero una de las inspectoras (así se llaman) se indignaba.  Pero cuando el líder de barrio PNP hizo lo mismo, nadie protestó. Un joven del PIP que estaba de observador ya que llegó a las 12pm, defendió el derecho del caballero a votar como quisiera, pero la inspectora decía así en tono airado que “el voto era secreto.”  Es secreto si yo opto por mantener la secretividad, ¿o acaso me equivoco?

En resumen, fue una experiencia muy interesante, mucho más informal de lo que me esperaba (a los americanos les hubiese dado diez infartos el sal pa’ fuera) y hubo, estoy segura de ello, muchas violaciones a los estatutos.  Pero al final del día (en un colegio sin aire en el que sudamos la gota gorda¡¡¡!!!) se llevaron a cabo las votaciones y aunque al principio, fue una forzada camaradería, a eso de las cinco cuando terminamos los trabajos, éramos como familia….bueno ni tanto.

Ah y aunque me sentía como the incredible shrinking woman cuando se contaban los votos—en mi colegio y pueblo ganó el sí—fue maravilloso entrar a mi casa y enterarme de que 1) la cena estaba lista y 2) el NO estaba ganando.  

Sunday, August 12, 2012

NO Y NO

Los partidos PPT, PPR, PIP y el MUS buscan voluntarios que acepten trabajar en los colegios de sus áreas para defender el NO.  Como saben, desde que el PPD decidió no apoyar ninguna postura, la CEE determinó que no pueden trabajar en los comicios del próximo domingo.  Por lo tanto, lo que vamos a ver en muchos colegios va a ser tres funcionarios PNP y uno o ningún funcionario de otro partido.  Aunque los populares pueden participar como observadores, no le vemos mucho futuro a eso.

Si crees que debe ganar el NO, ponte en contacto con uno de los partidos PPT, PPR, PIP y el MUS y hazte voluntario.  No tienes que inscribirte con ninguno.
Hazlo ahora!!!
Algunos alcaldes populares, que creen en el NO ya han prestado sus funcionarios para que trabajen con otros partidos.

Si, conoces votantes que favorecen el NO, es importante convencerlos de que vayan a votar en este referéndum.  Dice el licenciado Julio Fontanet:
  “ Nos preocupa que el Partido Nuevo Progresista se quede solo contando votos y más con lo que pasó en la primaria de Guaynabo, que se la robaron entre ellos. Hay que defender los votos del ‘No’”,

Razones para votar que NO:
1.  No debemos NUNCA ceder derecho alguno.
2.  Votar que sí anula la presunción de inocencia que guía la constitución de PR.
3.  No hay evidencia de que los acusados y dejados bajo fianza cometen más crímenes.
4.  Eliminar el derecho a la fianza equivale a poner en manos de los jueces, en su mayoría blanquitos con ataduras políticas, el destino de miles de pobres detenidos con o sin causa.
5.  Menos escaños legislativos no equivale a mejor labor o a una reducción en el despilfarro de fondos.
6. Menos escaños limita la entrada de los grupos de minorías a la cámara y el senado perpetuando el bi-partidismo.
7.  NO es equivalente a la unicameralidad.
8.  IMPORTANTE:  "Al reducir el número de legisladores, esta enmienda está a la medida para darle más poderes a los Tomás Rivera Schatz de la vida. Si se aprueba esta enmienda, el poder de Rivera Schatz aumentaría dramáticamente. En vez de tener que controlar y presionar a 21 Senadores PNP, su trabajo sería más fácil; sólo tendría que presionar a 13. Y en el caso de las minorías ni se diga. En un resultado como el de las pasadas elecciones, el PPD eligió 5 Senadores y por mandato constitucional, se le añadieron 4 por ley de minoría, para un total de 9. Ese mismo resultado, bajo la enmienda propuesta, le daría al PPD tan solo 3 senadores electos y 3 por ley de minoría. En lugar de tener que bregar con 9 Senadores populares, bajo esta enmienda Rivera Schatz sólo hubiese tenido que enfrentar 6 Senadores populares." (Palabras de AAV)

Más sobre el tema aquí:

 http://www.notiuno.com/2012/08/da-cara-acevedo-vila-para-apoyar-el-no-en-el-referendum/

 

 


Thursday, August 09, 2012

No! también a los aumentos salariales

@foto de epm, editada por elf

Hace ya muchos años, diría que para los años ochenta, mi hermana quien trabajaba en lo que era entonces UpJohn Pharmaceuticals, llegaba a casa con una revista llamada Bits & Pieces.  Era una revista de motivación (6” x 4” y de cubierta azul) para los agobiados empleados/as de la empresa. Este newsletter incluía además de recomendaciones de cómo ser productivos, trabajar en equipo y otras cosas de interés empresarial, anécdotas y chistes para entretener al lector.  Uno de los cuentos que siempre recuerdo—si alguien tiene o sabe donde conseguir la revista, no deje de informarme—era de un Condado/county en Estados Unidos, no recuerdo el nombre del lugar, que pesaba a todo servidor público al momento de su elección.  Se registraba el peso y luego se le volvía a pesar al cumplirse su término.  Si la persona había engordado se le descontaba de su sueldo lo que había aumentado.  Una pena que no recuerde los detalles del proceso.  Lo importante es que se presumía que si engordaba demasiado el incumbente se entendía que no estaba trabajando cómo debería, o estaba comiendo de más con los dineros del pueblo.

Esto podría parecer un mero chiste o cuento cómico de las ridiculeces de algunos counties, pero creo que aquí hay tela por donde cortar. Veamos, si aplicamos esta norma a nuestra legislatura, habría que mirar muy de cerca a la senadora Jennifer González—aunque no es la única. Si fuera su amiga, me preocuparía por su salud, pero cómo no lo soy ni aspiro a serlo, me enfoco en lo que su corpulencia significa para mí como ciudadana.

Aplicando la teoría mencionada arriba, podríamos pensar que la Jennie pasa demasiado tiempo de ocio, o en el mejor de los casos, que es una workaholic que come en la mesa de trabajo y no hace ejercicios, o si prefieren, que tiene demasiado dinero para invertir en comida.  Ciertamente la senadora no era una Barbie cuando llegó, pero ha crecido notablemente en los últimos años.  Seguro que su cuenta bancaria también ha crecido, por lo que yo me inclino a recomendar que pesemos  a esta gente.  Me interesa sobre todo averiguar  cómo se las arreglan para llegar meros muertos de hambre y salir como potentados.  El caso del personaje que se llama Rodríguez Traverzo puede ilustrar lo que sucede con nuestros legisladores. Antes de llegar al Capitolio, el susodicho no tenía ingresos y nadie sabe de qué vivía. De la noche a la mañana comienza a tener ingresos de hasta $3000 dólares--¡Y desde el 1997 no rendía planillas! Pero, otra vez, no es el único.

En entrevista radial esta mañana Falú (1280 am) le preguntaba con insistencia a la presidenta de la Cámara que cuando iba a someter un proyecto para derogar la ley que le otorga aumentos automáticos a la legislatura, y la  JGo trataba de esquivar una contestación directa.  Finalmente, ante la insistencia del locutor, le dijo que primero había que evaluar los salarios de las ramas ejecutivas y judiciales. Hello?

Lo que no acepta Jeniffer es que antes de mirar la paja en el ojo ajeno hay que ver la viga en el propio.  O cómo decía Michael Jackson, “Look at the man (or woman) in the mirror”. O sea, corrige los problemas de tu casa antes de irte a buscar moralizar sobre lo que pasa en casa del vecino. Corrige el desmadre de la legislatura y después atendamos las demás ramas del gobierno. Los legisladores reciben sueldos que no merecen y lo peor es que según las leyes vigentes, ellos pueden decidir, solitos, cuando y cuanto se aumentan.

Fortuño, por cierto tampoco se compromete a intervenir en lo de la derogación de esta ley y los populares, lo hacen tímidamente, pues saben que ellos se van a beneficiar de cualquier aumento que dicha ley les ponga delante…si tienen la suerte de regresar en el 2013.

En fin, que eso de pesar a los políticos no es mala idea y no quiero decir literalmente.  Propongo que se registren sus ingresos, se calcule cuánto podría “crecer” económicamente Juan del Pueblo en 4 años—no adjusting for inflation BTW—y entonces que devuelvan todo lo, digamos, "mal habido"  al erario cada cuatro años. Sus aumentos deben ser cónsonos con los del empleado de gobierno promedio. Sin privilegios especiales, sin carro, sin teléfono, sin comidas gratis. Sin distinción de persona. 

EL 19 de agosto vota NO.